Ameba produce infección cerebral a niño en Miami

Los familiares de un niño de la Florida de 12 años infectado por una inusual ameba mortífera dijeron que confían en Dios pese a que los médicos les dijeron que el cerebro del pequeño no demuestra ninguna actividad.

En un anuncio en Facebook el domingo, la familia de Zachary Reyna dijo que respetaba la indicación médica pero "creemos que Dios intervendrá a su tiempo independientemente de lo que se haya dicho".

Reyna se infectó cuando practicaba patinaje sobre rodillas con amiguitos en una zanja cerca del hogar familiar en LaBelle el 3 de agosto.

Su tío, Homer Villarreal, dijo que los médicos advirtieron que el niño tenía daño cerebral masivo. Agregó que los padres planeaban retirarlo del respirador artificial y donar sus órganos.

Una portavoz del Hospital de Niños de Miami dijo que no tenían nuevos informes sobre el paciente el lunes.