EEUU: revisarán 155 casos de fuerza excesiva

La entidad que supervisa a la Patrulla Fronteriza dijo el viernes que 155 casos de uso de fuerza y alegaciones de conducta impropia merecen una investigación más profunda.

Mark Morgan, director de Asuntos Internos del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), dijo que no tiene un cronograma para completar la revisión de los casos y no sabe cuántos detalles adicionales se darán a conocer en los casos individuales. Uno de los casos resultó en una muerte.

Morgan fue funcionario del FBI durante mucho tiempo y fue nombrado interinamente al cargo en junio en medio de críticas de que las autoridades usan fuerza excesiva y que la agencia se demora demasiado en investigar.

La CBP revisó 809 casos desde 2009, que incluyen la mayoría de los 67 casos de uso de la fuerza letal mencionados en un informe altamente crítico ordenado por el gobierno y dado a conocer este año.

Ese informe, ordenado por la organización Police Executive Research Forum, indicó que se sospechaba que algunos agentes se habían colocado intencionalmente en la ruta de escape de vehículos que huían para crear una justificación para disparar sus armas y algunos casos en que agentes balearon a personas que les lanzaban piedras eran cuestionables, especialmente cuando los agresores estaban del otro lado de la frontera en México.

La CBP también revisó casos en un informe del American Immigration Council que detalla una amplia gama de supuestos abusos, desde agentes que patearon a una mujer embarazada, que después abortó, hasta golpearle la cabeza a alguien contra una roca.

Las razones para una investigación más profunda pueden incluir interrogantes sobre si un caso debió manejarse de manera diferente, quizás no colocarse delante de un vehículo que huía, abandonar una persecución a alta velocidad o usar un arma no letal, dijo Morgan a los reporteros en Washington.

Morgan agregó que la CBP no investigará acciones indebidas que no lleguen al nivel de un delito hasta que todas las autoridades federales, estatales y locales completen sus investigaciones penales. La CBP todavía no ha revisado 11 casos incluidos en el informe del Police Executive Research Forum porque están bajo investigación penal y no desea influir sobre el resultado de esas pesquisas.

"Esto ha llevado a consecuencias que no se buscaban, pero de todas formas son consecuencias en términos de eficiencia y transparencia, no calidad", dijo.

Morgan reemplazó a James Tomsheck, quien recientemente dio varias entrevistas en que dijo que era un chivo expiatorio y que algunas muertes ocurrieron en circunstancias sospechosas. No está claro cuánto tiempo estará Morgan en el cargo.