FMI y Honduras en conversación final para acuerdo

El Fondo Monetario Internacional comenzó las conversaciones con Honduras para la firma de un acuerdo financiero después de tres años de suspensión de las líneas de crédito porque el país centroamericano no cumplía con las recomendaciones del organismo.

Cuando se oficialice la firma del acuerdo contará con una línea de crédito de 200 millones de dólares y una vigencia de tres años.

El coordinador de la Misión del FMI a Honduras, Lisandro Ábrego, declaró que "las conversaciones han sido productivas y se han logrado importantes avances hacia el logro de un acuerdo sobre políticas macroeconómicas y reformas estructurales".

El equipo del Fondo, que visitó Honduras entre el 2 y el 12 de septiembre, centró las recomendaciones al gobierno de Juan Orlando Hernández en reducir el déficit de la empresa pública de energía eléctrica y de la administración del estado.

Uno de los ejes centrales de discusión entre las partes es la delicada situación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, que asume gran parte de la deuda pública con un déficit anual del 32% en el presupuesto y una mora que alcanza al 70% de sus clientes.

La empresa pública más grande del país fue puesta el jueves bajo control de un general de las Fuerzas Armadas, Alberto Espinoza Urquía.

"Estamos muy contentos con el avance en las negociaciones y ya presentamos algunas propuestas macroeconómicas para dar ese último paso en el caso de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica", dijo en un comunicado el coordinador del gabinete económico hondureño, Marlon Tábora.

Honduras y el FMI no han sido capaces de alcanzar un acuerdo desde 2010 tras la revisión anual de las condiciones económicas de cada país en el que se emiten recomendaciones a seguir para recibir líneas de crédito.

El Banco Central de Honduras cifró el dinero que Honduras ha dejado de percibir en unos 125 millones de dólares.

Los altos niveles de déficit fiscal en Honduras se han traducido en un endeudamiento interno que se ha multiplicado por cinco desde 2008, pasando de unos 600 millones de dólares a unos 3.000 millones de dólares para 2013, según estimaciones de la Secretaría de Finanzas.

La deuda externa ya asciende a unos 5.000 millones de dólares desde que fuera condonada por la comunidad internacional en 2007.

El conjunto de la deuda pública de Honduras asciende al 46% del producto interno bruto y el 263% de los ingresos anuales del estado.

Los principales acreedores del gobierno de Honduras son instituciones multilaterales de crédito: Banco Interamericano de Desarrollo, Banco Centroamericano de Integración Económica y Banco Mundial.