Israel: Miembros de unidad espía rechazan tareas

Decenas de reservistas de una unidad israelí de inteligencia declararon públicamente el viernes que se niegan a operar en territorios palestinos, por razones morales.

Soldados de la Unidad 8200 -- el equivalente israelí de la Agencia de seguridad Nacional (NSA) en Estados Unidos -- expresaron su posición en el diario Yediot Ahronot tras enviar una carta al jefe del estado mayor de las fuerzas armadas y al primer ministro.

"Nosotros, veteranos de la Unidad 8200, reservistas pasados y actuales, declaramos que nos negamos a tomar parte en actividad contra los palestinos y nos negamos a ser herramientas para profundizar el control militar en los territorios ocupados", escribieron los soldados.

Los soldados y oficiales dicen que parte del trabajo de inteligencia de su unidad impide a los palestinos llevar "vidas normales" y sólo sirve para prolongar el conflicto.

Un soldado anónimo le dijo a Yediot que la información compilada sobre la vida personal o problemas de salud de un palestino puede ser usada contra él con propósitos de inteligencia.

Israel se ha apoyado en una red de informantes palestinos en Cisjordania y la Franja de Gaza, quienes ayudan a ubicar a extremistas y avisan a servicios de seguridad sobre ataques inminentes. Los informantes a menudo son reclutados por medio de chantaje, la promesa de papeles de viaje y dinero.

Los soldados enfatizaron que su negativa a servir se aplica solamente a los territorios palestinos.

Un soldado le dijo al Canal 10 TV que siente que la mayoría del trabajo estaba motivado por "razones políticas" -- para cimentar el control de Israel sobre Cisjordania -- y no por motivos de seguridad.

Las fuerzas armadas dijeron que los soldados en la unidad tienen estándares éticos más altos y trabajan bajo supervisión, y cuestionó la "seriedad" de la carta.

Un portavoz del primer ministro Benjamin Netanyahu se negó a comentar.