Pelea judicial por un tanque de guerra alemán

Una empresa encabezada por el cofundador de Microsoft, Paul Allen, presentó una demanda en San Francisco aseverando que pagó 2,5 millones de dólares por un tanque alemán de la Segunda Guerra Mundial y nunca lo recibió, se informó el viernes.

El tanque Panzer IV fue parte de una flota de vehículos militares recabada por Jacques Littlefield, ingeniero de la Universidad de Stanford. Su familia los entregó a la Fundación Collings con sede en Massachusetts, la cual puso a subasta algunos de ellos en julio en Portola Valley.

En la demanda presentada el miércoles en el condado San Mateo, Vulcan Warbirds, la empresa de Allen, señala que le dijeron que hubo un malentendido y la fundación no quiso devolver el tanque.

Rob Collings, director general de la Fundación Collings, dijo al sitio de noticias Palo Alto Daily News (http://bit.ly/1pWSlM5) que el tanque nunca se vendió.