Senado de Nevada aprueba incentivos para Tesla

El Senado de Nevada aprobó el jueves por unanimidad la porción más grande de un paquete sin precedentes para otorgar a Tesla Motors hasta 1.300 millones de dólares en créditos fiscales y otros incentivos para que instale en el estado una fábrica de baterías a un costo de 5.000 millones de dólares.

En una votación de 21-0, los senadores pasaron a la Asamblea una iniciativa de ley con hasta 1.100 millones de dólares en desgravación tributaria para la "gigafábrica" de Tesla, que estaría ubicada al este de Sparks. Un legislador dijo que sería lo más grande que pudiera ocurrir a Nevada desde la construcción de la Presa Hoover durante la Gran Depresión.

Bajo la propuesta, que pudiera someterse a votación final en la Asamblea el jueves por la noche, Tesla no pagaría impuestos a la propiedad ni por nómina durante un máximo de 10 años, ni pagaría impuestos locales por ventas durante un máximo de 20 años.

"Es el corazón y espíritu de la legislación lo que va a traer a Tesla aquí", dijo el senador republicano Mark Hutchison, inmediatamente después de la votación a las 5:58 p.m.

"Todos saben lo importante que es esto para el estado de Nevada", señaló.

El Senado aprobó además y envió al gobernador Brian Sandoval dos proyectos de ley más pequeños que la Asamblea aprobó el jueves más temprano: uno que ofrece a Tesla suministro eléctrico con descuento, y el otro que cancela un subsidio anual de 25 millones de dólares a compañías de seguros para ayudar a pagar los créditos fiscales otorgados a la compañía fabricante de automóviles eléctricos.

Los legisladores estaban optimistas de que todo el paquete de 1.300 millones de dólares en créditos fiscales y otros incentivos sea aprobado por ambas cámaras, controladas por los demócratas, y que estaría en el escritorio de Sandoval a última hora del jueves o el viernes.

Se espera que la planta, que se planea levantar en un parque industrial sobre la Interestatal 80, a unos 24 kilómetros (15 millas) al este de Sparks, ayude a crear más de 20.000 empleos e inyectar hasta 100.000 millones de dólares a la economía del estado en los próximos 20 años.