Casas de Patrulla Fronteriza muestran sobrecostos

El gobierno federal despilfarró millones de dólares en la construcción de un proyecto de vivienda para los agentes de la Patrulla Fronteriza en Arizona, cerca de la frontera con México, al gastar cerca de 700.000 por casa en un pequeño pueblo donde la casa promedio cuesta menos de 90.000, encontró un informe de un organismo de control.

El análisis del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional encontró que el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza derrochó unos 4,6 millones de dólares en nuevas casas y casas rodantes en el pequeño poblado de Ajo, al suroeste de Phoenix. La agencia ha gastado unos 17 millones en los terrenos, 21 viviendas de dos y tres habitaciones y 20 casas rodantes. La construcción concluyó en diciembre de 2012.

El Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza pagó cerca de 680.000 dólares por cada casa y 118.000 por cada casa rodante, según el informe. El costo promedio de una vivienda en Ajo es de 86.500 dólares.

La agencia se dio cuenta de que se necesitaban más viviendas hacia 2008, cuando la Patrulla Fronteriza se duplicó en tamaño. Actualmente hay unos 21.000 agentes fronterizos, de los cuales más o menos 5.000 están en Arizona. En el año fiscal 2004, había alrededor de 10.800 agentes, y unos 2.400 en Arizona.

Construir en Ajo se convirtió en una prioridad debido a su proximidad a dos estaciones de la Patrulla Fronteriza y a que los pueblos cercanos carecían de los servicios públicos que necesitaban los agentes y sus familias.

El gobierno planea construir más casas en Lukeville, que está cerca de Ajo.