Bando del SÍ gana la pelea publicitaria en Escocia

Cuando el bando de la campaña para mantener a Escocia como parte del Reino Unido difundió un anuncio por televisión, ese mensaje corrió como pólvora en las redes sociales... pero por las más malas de las razones.

En una cocina, una mujer se queja de que mientras su esposo no para de hablar sobre el referendo sobre la independencia de Escocia, ella no tiene tiempo para pensar cómo votará porque está muy ocupada con las labores de la casa.

En cuestión de horas, circulaban por internet videos en los que se parodiaba la situación y se hacía mofa del tono sexista del contenido original.

"El tono de todo el video es completamente obsoleto, sexista e insultante para las mujeres", dijo Sandra Geddes, oficinista de 33 años que dijo que a pesar de la ira que le provocó el anuncio televisivo, votará NO por la independencia.

En la guerra de mensajes que se libra en el debate sobre la independencia de Escocia, el bando del SÍ pasó a la delantera, lo que podría influir en sus opciones de ganar el 18 de septiembre tras varios meses rezagado en los sondeos.

Mientras que la campaña "Mejor Juntos" ha sido objeto de burla por su tono obsoleto, e incluso paternalista, el bando separatista ha cautivado a los electores con una campaña hábil y cómica que presenta una imagen dinámica de Escocia.

El bando independentista se ganó puntos recientemente con un mural en el que la mano de un bebé es sostenida tiernamente por la de un padre con el lema "El futuro de Escocia está en las manos de Escocia".

El mensaje invoca el sentido de familia, pero no arrastra los "valores familiares" conservadores como parece que ocurre en algunos de los mensajes de la campaña del NO.

Los detractores afirman que los murales pro unidad que contienen mensajes como "amamos a nuestros chicos, decimos no gracias" son ofensivos porque implica que los partidarios de la campaña del SI no aman a sus familias.