EEUU se toma en serio Copa Mundial de baloncesto

Se le cambió el nombre para que sonara similar al fútbol, aunque la fecha se modificó para que no se juntara con ese deporte.

La Copa del Mundo de básquetbol, sin embargo, nunca será como la de fútbol.

La pregunta es si este torneo es más importante que el olímpico, que en Estados Unidos siempre ha tenido más popularidad.

"Para el mundo del basquetbol, éste es el evento (principal)", dijo a principios de la competencia el entrenador de Estados Unidos, Mike Krzyzewski.

"Recuerden que en los Olímpicos están todos los deportes así que hay mucha gente interesada por lo que pase en las piscinas, las pistas, todas las pruebas, y si las reúnes tienes un espectáculo del que el básquetbol forma parte".

"El baloncesto no es parte de este evento, es EL evento. Hay una gran diferencia y lo hemos notado".

El equipo de Estados Unidos está a dos triunfos de repetir por vez primera como ganador del antiguo campeonato mundial de baloncesto. Los estadounidenses se miden contra Lituania el jueves por la noche y el ganador pasará al partido por la medalla de oro, que se jugará el domingo en Madrid.

Aficionados de Lituania llenarán las gradas del Palau San Jordi vestidos de verde, como lo hacen en cualquier torneo en que participan sus amados jugadores. Pero no es común ver los colores rojo, blanco y azul a menos que se voltee a ver hacia la banca porque los estadounidenses no se interesan tanto por esta competencia.

Por eso no sorprendió que integrantes del equipo olímpico como LeBron James y Carmelo Anthony nunca hayan pensado jugar este torneo, o que Kevin Durant y Kevin Love hayan cambiado de opinión luego de comprometerse a venir.

La FIBA quiere que la competencia crezca. El organismo, que llama a la Copa del Mundo su "buque insignia" en casi todos los comunicados de prensa, ya anunció planes para cambiar el actual ciclo de cuatro años al cancelar el torneo de 2018 y pasarlo a 2019. Así no habría más conflictos para ganar la atención del público durante el verano, cuando se juega el Mundial de fútbol.

La competencia se ampliaría de 24 a 32 equipos participantes y serviría como clasificación a los Olímpicos de 2020. La clasificación para la Copa del Mundo se haría a través de un formato similar al del fútbol, con encuentros de local y visita contra escuadras de su zona entre 2017 y 2018, para remplazar al torneo regional que actualmente se usa.

La NBA ya ha dicho que no prestará a sus jugadores durante su temporada.