EEUU: Reguladores rechazan cerrar nucleoeléctrica

Un funcionario de alto rango de la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos rechazó la recomendación de un experto federal de cerrar la última planta nucleoeléctrica que está operando en California a fin de determinar si sus reactores pueden soportar un sacudimiento fuerte producido por fallas tectónicas cercanas.

En una decisión publicada el miércoles, el director de operaciones Mark Satorius dijo que no existe una preocupación de seguridad inmediata o significativa en la planta Diablo Canyon.

Michael Peck, quien fue durante cinco años fue el inspector principal de Diablo Canyon, señaló en un reporte confidencial revelado el mes pasado por The Associated Press que nadie sabe si el equipo de la planta puede soportar un sismo fuerte provocado por esas fallas.

Blair Jones, un vocero de Pacific Gas and Electric Co., propietaria de la planta, dijo en un comunicado que la decisión de la comisión reguladora reafirma que la planta "ha sido y continúa siendo sísmicamente segura".