Policía de NY: amenaza terrorista es más compleja

Ataques aéreos en Irak, la guerra civil en Siria y las decapitaciones de dos periodistas estadounidenses arrojan una larga sombra sobre el 13er aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Aunque no existe una amenaza específica contra la ciudad de Nueva York antes de la conmemoración del jueves, el creciente poder de diversos grupos extremistas en el mundo presenta la amenaza terrorista más compleja desde la destrucción del World Trade Center, dijeron funcionarios de inteligencia de Nueva York esta semana.

"Son capa tras capa tras capa, no todas provenientes del mismo lugar ni con la misma ideología", dijo John Miller, vicecomisionado de la policía neoyorquina para inteligencia y contraterrorismo.

Eso difiere de hace cinco años, cuando el riesgo provenía en su mayor parte de al-Qaida, dijo Miller. Ahora, agrega, las amenazas vienen también de un bien financiado y altamente sofisticado "mercadeo masivo del terrorismo": grupos afiliados, combatientes extranjeros, extremistas en sublevaciones y la idea del "al-Qaida-ismo".

"Cuando uno ve el nivel de sofisticación, el profesionalismo aplicado a su producción de video, la cantidad de análisis involucrado en la creación de una narrativa", dijo, "ellos están haciendo lo mismo que vemos en las publicaciones comerciales o en la industria de la publicidad".

Nueva York sigue siendo el principal blanco, y eso hace mucho más cruciales los preparativos para grandes eventos, como el Abierto de tenis de Estados Unidos, la Asamblea General de las Naciones Unidas y las conmemoraciones del 11 septiembre, dicen funcionarios. Además, el presidente Barack Obama planea esta semana delinear la expansión de la campaña estadounidense contra extremistas en Irak y Siria luego de las decapitaciones de los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff.

El comisionado de la policía de Nueva York, William Bratton, dijo que el departamento a su cargo está preparado.

"Como siempre, vamos a incrementar la recolección de datos de inteligencia", afirmó Bratton. Eso significa miles de policías en equipos especializados, perros entrenados que no solamente pueden detectar el olor de una bomba sino también los vapores de un blanco en movimiento, agentes encubiertos y equipos de policía que utilizan dispositivos de detección de radiactividad y otras herramientas de alta tecnología.

Agentes de inteligencia en todo el mundo reportarán regularmente y monitorearán eventos. Si algo sucede en Gaza, se siente de inmediato en Nueva York debido a las enormes comunidades judía y palestina que radican en esta urbe estadounidense.

"Las cosas rebotan realmente rápido aquí", dijo el jefe de inteligencia de la policía, Thomas Galati.

___

La periodista de The Associated Press Rachelle Blidner contribuyó a esta historia.