NY: Octogenaria se declara inocente de homicidio

Una anciana de 83 años se declaró inocente el martes de matar a golpes a su esposo de 89 años en su vivienda en el estado de Nueva York.

Se ordenó que Phyllis Eson permanezca detenida sin derecho a fianza luego de ser acusada formalmente en la Corte Suprema estatal bajo un cargo de homicidio involuntario. Eson es una canadiense que excedió el límite de su visa y se encuentra en Estados Unidos sin permiso, dijo la fiscal Colleen Curtin Gable al solicitar que permanezca encarcelada.

Eson, que recientemente ganó un juicio por 500.000 dólares en un caso civil no relacionado con éste, permaneció en silencio mientras estaba en la mesa de la defensa. Su abogado, Daniel Grasso, indicó que podría echar mano a argumentos basados en motivos psiquiátricos, y se le dio tiempo para que programara un examen en ese sentido.

Dos evaluaciones a la anciana tras su arresto en julio concluyeron que sus facultades mentales le permiten enfrentar un juicio, dijo Curtin Gable.

Eson fue detenida después de que la policía halló el cadáver de Norman Eson en el piso de la casa de la pareja en el poblado de Tonawanda, al norte de Buffalo, el 6 de julio. Los agentes indicaron que abrió la puerta con sangre de Norman en su ropa.

El cargo de homicidio involuntario argumenta que Eson mató a su esposo a pesar de que solamente pretendía herirlo.

Una autopsia mostró que Norman Eson, un farmacéutico jubilado, murió a consecuencia de un trauma en la cabeza. Las autoridades no han revelado exactamente cómo falleció.

Los dos Eson parecían padecer demencia, pero Norman estaba más afectado, de acuerdo con el abogado de Phyillis Eson en un caso civil no relacionado con éste, en el que se afirmaba que un auxiliar de mantenimiento había estafado a la pareja por más de un millón de dólares.

"A partir de lo que yo observé, Phyllis se encargaba del cuidado de Norman. Yo vi a una mujer anciana que cuidaba a su esposo anciano", dijo el abogado Brendan Little a The Associated Press.

La demanda civil interpuesta en junio afirmaba que el auxiliar de mantenimiento defraudó a Phyllis Eson por más de 500.000 dólares en efectivo, así como su automóvil Lexus y bienes raíces, al decirle que su propiedad requería reparaciones o enfrentaba una ejecución hipotecaria.

"Eson, una mujer anciana y vulnerable, se apoyó en (el auxiliar de mantenimiento) y creyó las mentiras", afirmó la demanda.

Un juez falló una indemnización a los Eson por 515.000 dólares en agosto.

El hermano de Norman Eson dijo que el caso civil y el ataque al esposo no están relacionados.

"Básicamente ella está loca desde el primer día", afirmó Edward Isenberg por vía telefónica. No quiso dar más detalles, pero indicó que culpa a Phyllis Eson de la muerte de su hermano.

Dijo también que Phyllis y Norman Eson se casaron dos veces, la primera de ellas cuando tenían veintitantos años y radicaban en Montreal.

La pareja pasó la mayor parte de su vida en Canadá, pero recientemente se mudó a Nueva York para estar más cerca de sus parientes.