El Salvador: inseguridad el principal problema

El presidente Salvador Sánchez Cerén reconoció el martes que uno de los problemas que más le preocupan a su gobierno es la inseguridad ciudadana, pero confía cumplir con el sueño de los salvadoreños de vivir en un país en paz.

Sánchez Cerén sostuvo en un informe sobre sus primeros 100 días de gobierno que desde el inicio de su gestión ha mantenido el combate contra todas las manifestaciones de violencia. Crimen organizado, extorsiones, pandillas, delincuencia común, como también violencia hacia la mujer y la niñez.

"En estos 100 días hemos creado las bases para el combate de la violencia en todas sus manifestaciones", señaló.

Remarcó que la construcción de la Política Nacional de Justicia Seguridad Pública y Convivencia marcan una vía para abordar la seguridad desde un concepto más amplio, que involucra a diferentes actores para dar una respuesta al fenómeno de la delincuencia.

El mandatario destacó que el impulso a la Policía Comunitaria, cuyo despliegue ha iniciado en forma gradual en distintas zonas del país, es una de las acciones más relevantes en materia de seguridad en lo que va de su mandato que concluirá el 1 de junio de 2019.

La Policía Comunitaria se ha desplegado en más de 25 municipios del Gran San Salvador y según informó pronto estará desplegada en todo el país.

El Salvador considerado uno de los países más violentos del mundo, enfrenta el grave problema de inseguridad provocado por criminales como las maras o pandillas que tienen presencia populosos barrios y hasta en residenciales, en casi todo el país.

Según la policía, las maras o pandillas están integradas por más de 70.000 jóvenes y adolescentes. Más de 10.000 están presos. Los registros policiales contabilizan que en 2012 se registraron 2.543 homicidios y en 2013 hubo 2.492 muertes violentas.