Inundaciones azotan el suroeste de EEUU

Fuertes aguaceros e inundaciones que destruyeron tramos de una autopista importante obligaron a las autoridades de Nevada a cerrar a la circulación una porción de casi 80 kilómetros (50 millas) de la carretera Interestatal 15, que conecta Las Vegas con Salt Lake City.

Funcionarios de Transporte de Nevada dijeron el martes que la vía pudiera quedar cerrada durante tres o cuatro días mientras se repara el pavimento. El tráfico hacia Utah y Arizona fue desviado a carreteras menores, como la U.S. 93.

"Pienso que no se puede sobrestimar lo importante que es la I-15 para los tres estados", dijo John Gleason, portavoz del Departamento de Transporte de Utah. "Pudiera decirse que, en el mejor de los casos, los desvíos no son tan convenientes como la I-15".

La humedad de la temporada y los restos de la tormenta tropical Norbert significaron lluvias intensas sobre el suroeste estadounidense el lunes. Las inundaciones sumergieron vehículos y viviendas en Nevada y Arizona, además de causar al menos dos muertes en Arizona.

Una mujer murió cuando su automóvil fue arrastrado por las aguas y quedó atrapada bajo un puente en Tucson. Una mujer de 76 años murió cuando su esposo trató de conducir el coche a través de un torrente en el condado Pinal.

Phoenix registró lluvias récord para un solo día, tornando autopistas en pequeños lagos y forzando a socorristas a acudir para salvar a automovilistas varados en coches inundados. El martes, gran parte del área metropolitana estaba concentrada en labores de limpieza, mientras que una advertencia de inundaciones repentinas estaba vigente para gran parte del resto del estado hasta la noche.

Partes de Nevada sufrieron aguaceros y 190 residentes de una reservación indígena a unos 80 kilómetros al noreste de Las Vegas fueron evacuados luego que más de 10 centímetros (4 pulgadas) de lluvia cayesen en la comunidad rural de Moapa, llevando al río Virgin cerca del desborde. Algunas casas fueron dañadas.

Fuertes tormentas eléctricas causaron daños en las zonas desérticas del sur de California. Equipos de rescate respondieron a más de 40 llamadas sobre vehículos varados durante la hora pico vespertina el lunes en las áreas de La Quinta e Indian Wells, cerca de Palm Springs, dijo la portavoz de los bomberos Jody Hagemann. Numerosos coches quedaron atorados en crecidas en el Valle Coachella, dijo Mike Radford, de la Patrulla de Caminos.

Los efectos de Norbert casi seguramente persistirán el martes, dijo Charlotte Dewey, del Servicio Nacional de Meteorología. Advirtió que cualquier lluvia pudiera causar nuevas inundaciones porque la tierra está anegada.