Médico FIFA quiere recesos por conmociones

El jefe médico de la FIFA quiere recesos de tres minutos durante los partidos si se sospecha que un futbolista sufrió una conmoción cerebral.

Los líderes del fútbol están bajo presión para proteger a los jugadores, después que hubo cinco casos de conmociones cerebrales durante la Copa del Mundo en Brasil, entre ellos, varios en los que los jugadores insistieron en permanecer en la cancha. También hay una demanda contra la FIFA en Estados Unidos por el protocolo del organismo en caso de lesiones cerebrales.

El director del comité médico de la FIFA, Michel D'Hooghe, tratará que los comités ejecutivos de la UEFA y la FIFA aprueben este mes "reglas estrictas" que vayan más allá de la guía médica actual.

"El hecho es que actualmente si el jugador sufre una conmoción el médico del equipo tiene 20 segundos para decidir (si sigue jugando o no), lo que es prácticamente imposible en algunos casos", dijo D'Hooghe en entrevista con The Associated Press. "Queremos darle al doctor la oportunidad de hacer una revisión seria".

"Queremos darle mayor autoridad porque lo que vimos, por ejemplo en el Mundial, es que en el momento en que el doctor pide un cambio el jugador salta y dice: 'no, no', y por supuesto el técnico dice: 'adelante'''.

Un incidente famoso ocurrido en la Liga Premier el año pasado provocó la propuesta de la nueva regla. El técnico del Tottenham permitió que el arquero Hugo Lloris regresara a la cancha durante un partido contra el Everton luego de que al parecer perdiera el sentido tras recibir un rodillazo en la cara de un oponente.

D'Hooghe dijo que son los doctores y no los técnicos quienes deben decidir si un jugador puede permanecer en el campo

"Eso cambia un poco la función del doctor en una situación específica", dijo D'Hooghe. "Creemos que tres minutos es un periodo adecuado para una buena evaluación de una conmoción y para decidir si un jugador puede continuar. No siempre es fácil. No hay manera de que en 10 minutos puedas decidir si el jugador sigue o no".

"En situaciones cuando el jugador está mareado o cae al suelo, ¿puede seguir o no? ¿Cuál es el riesgo de que continúe porque las conmociones pueden causar problemas de salud graves? Por eso decimos que tres minutos es un tiempo de evaluación razonable".

Además de hacer preguntas básicas al jugador, como el marcador del partido, debe hacerse un examen neurológico breve.

"Si se levanta y cae, sabemos que algo pasa", dijo D'Hooghe después de participar en la conferencia SoccerEx en Manchester. "¿Mantiene el equilibrio al caminar? ¿Cómo se ven sus ojos?".

Las reglas para el manejo de las conmociones ya han sido reforzadas por la Asociación Inglesa de Fútbol, y ahora se obliga a los jugadores a salir de la cancha y no se les permite volver si se confirma o hay sospechas de que perdieron el conocimiento.

Si las reglas que propone el jefe médico de la FIFA son aceptadas por el comité ejecutivo de la FIFA el 18 de septiembre sólo podrá aplicarse en partidos de la Liga de Campeones, la Liga Europa y partidos del campeonato europeo. Si el comité de la FIA las respalda sólo se aplicarán en partidos organizados por ese órgano rector.