Google busca definir el "derecho a ser olvidado"

El presidente de Google, Eric Schmidt, junto con especialistas en privacidad y en libertad de información, realizaron el martes la primera de siete sesiones para ayudar a la compañía a definir el "derecho a ser olvidado", donde los europeos pueden buscar que se borre información sobre ellos que sea vergonzosa u obsoleta.

La compañía ha recibido más de 120.000 pedidos para retirar 457.000 enlaces desde que una sentencia en mayo permitió a los europeos pedir la eliminación de información personal bochornosa que aparece al buscar sus nombres.

"Tenemos que equilibrar el derecho a la información con los derechos de privacidad", dijo Schmidt antes de escuchar los testimonios de especialistas.

La compañía dijo que si bien algunas decisiones de retirar o negarse a retirar los resultados de búsquedas son relativamente fáciles de tomar, está realizando las reuniones en diversos países de Europa para determinar cómo se deben enfrentar los casos que caen en la zona gris.

Los pedidos de eliminación provienen, entre otros, de políticos criticados por sus medidas, criminales que no quieren que se sepa de sus condenas, arquitectos o maestros que han recibido malas críticas y comentarios que las personas escribieron sobre sí mismas y que ahora deploran.

Google dijo el martes que no podía proporcionar de inmediato la información sobre cuántos pedidos de retiro aprobó y cuántos rechazó, pero que lo haría próximamente.

Los reguladores europeos esperan dar a conocer las normas de aplicación de la sentencia a fines de la semana próxima, dijo Isabelle Falque-Pierrotin, presidenta de la reguladora francesa CNIL y titular del grupo europeo que incluye a agencias similares.

Falque-Pierrotin dijo que se necesitan normas coherentes y que los reguladores rechazaron la invitación de participar en los paneles de Google.

"Google nos pidió que participáramos como expertos. No somos expertos, somos reguladores", dijo desde París. "Queremos escuchar otros puntos de vista y realizaremos nuestro propio proceso de consulta".