EEUU: la justicia considera el casamiento gay

Por primera vez desde que declaró inconstitucional la prohibición de California al casamiento homosexual, el tribunal federal de apelaciones en San Francisco se prepara para oír argumentos sobre las bodas de matrimonios del mismo sexo en un ambiente político y legal muy diferente al que reinaba cuando revocó la Proposición 8 en 2012.

Jueces estatales y federales han revocado prohibiciones similares en más de una docena de estados con gran rapidez desde que la Corte Suprema sentó precedente con un dictamen el año pasado.

Ahora, tres jueces de un tribunal de apelaciones --todos designados por demócratas y uno de los cuales escribió la opinión que revocó la Proposición 8-- deberán oír el lunes los argumentos sobre las prohibiciones al matrimonio homosexual en Idaho, Nevada y Hawai.

"Parecía una lucha cuesta arriba cuando empecé", comentó Shannon Minter, directora legal del Centro Nacional de Derechos Lesbianos. "Realmente no podía imaginarme entonces que estaríamos ahora donde estamos".

Minter ha estado luchando por el casamiento homosexual desde hace 21 años, tuvo una intervención decisiva para cuestionar las prohibiciones en California y Utah, y representa a parejas homosexuales que buscan revocar la prohibición en Idaho.

En 2012, un tribunal de apelaciones invalidó la Proposición 8 por tratar de un modo diferente a un grupo minoritario sin razón convincente. La Corte Suprema desestimó el caso el año pasado sin fallar sobre los méritos del casamiento homosexual.

Los fallos numerosos sobre los casamientos de parejas del mismo sexo en los meses recientes, incluso uno de un tribunal federal de apelaciones en Chicago que rechazó prohibiciones en Wisconsin e Indiana, y otro de un juez federal que afirmó la ley de Louisiana, han aumentado la presión sobre la Corte Suprema para que se pronuncie sobre la cuestión. La semana pasada quince estados que permiten el casamiento homosexual y otros diecisiete que no lo permiten solicitaron la intervención del máximo tribunal de justicia.