Sondeo: Salarios en EEUU se estancarán

Los trabajadores estadounidenses enfrentan un futuro oscuro, con sueldos estancados o reduciéndose, además de un menor número de nuevos puestos de trabajo de tiempo completo. Ese es el panorama que surgió de una encuesta a ejecutivos de empresas por parte de la Facultad de Negocios de Harvard divulgada el lunes.

Más del 40% de los encuestados prevé salarios y prestaciones más bajos para los trabajadores. Aproximadamente la mitad prefiere subcontratar el trabajo en lugar de la contratación directa de empleados.

Una proporción creciente prefiere empleados de tiempo parcial. Cerca de la mitad dijo que prefiere invertir en nueva tecnología que contratar o retener a los trabajadores.

Al mismo tiempo, los ejecutivos dicen que es cada vez más difícil encontrar trabajadores cualificados, de acuerdo con los resultados de la encuesta.

Ene Rivkin, uno de los autores principales del estudio, opinó que esta actitud de las empresas de no desarrollar una mano de obra cualificada, en última instancia podría ser contraproducente para ellas y para la competitividad de la economía de Estados Unidos.

"Las condiciones difíciles que enfrenta la clase media y trabajadora de Estados Unidos son el canario en nuestra mina de carbón", dijo Rivkin, un profesor de negocios de Harvard. "Con el tiempo, eso le cobrará la factura a los negocios".

La encuesta refleja la desigualdad en la recuperación de Estados Unidos luego de la Gran Recesión. Desde que la recesión terminó oficialmente hace más de cinco años, muchos de los logros en materia de empleo, ingreso y riqueza no han podido circular por toda la economía.

Pocos trabajadores han recibido aumentos salariales significativos. La mediana de ingresos de los hogares, ajustada por inflación, está por debajo de los niveles previos a la recesión, según cálculos de Sentier Research. El ingreso medio fue de 54.045 dólares anuales en julio, alrededor de un 4,6% menos que cuando la recesión comenzó a finales de 2007.

La encuesta indica que no es probable que los ingresos aumenten mucho en el corto plazo. Un 41% de los encuestados considera que los salarios y las prestaciones serán más bajos en el futuro; sólo el 27% espera que los sueldo aumenten.

Las respuestas de la encuesta van en contra de algunos modelos económicos tradicionales.

Históricamente, una menor tasa de desempleo --la tasa de Estados Unidos ha disminuido de forma constante a 6,1%-- tiende a estimular la competencia entre los empleadores por trabajadores y les lleva a aumentar los salarios y sueldos.

El sondeo encontró que muchas empresas son reacias a añadir puestos de trabajo si existen otras alternativas. Sólo el 25% dijo que preferían invertir en los empleados, en comparación con el 46% que prefieren gastar en tecnología. Un 49% apoyó la subcontratación de trabajadores que la contratación directa.