Preldzic salva a Turquía con triple ganador

Turquía no dio la talla, pero su escolta Emir Preldzic acudió en el momento justo para salvarla de la debacle con un triple decisivo en la victoria el domingo por 65-64 ante Australia en los octavos de final de la Copa del Mundo de básquetbol.

Subcampeona en el pasado mundial de 2010, cuando ejerció de anfitriona, Turquía avanzó de forma cardiaca a cuartos de España 2014, donde enfrentará el martes a Lituania, que previamente venció 76-71 a Nueva Zelanda, también en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Australia, que se clasificó décima en el mundial anterior, tuvo en Aaron Baynes a su mejor hombre. El poste de los Spurs de San Antonio dominó el juego interior y acabó con 15 puntos, siete rebotes y dos tapones. En cambio, el pívot turco Oemer Asik, de los Pelicans de Nueva Orleáns, vivió una noche aciaga, pues apenas totalizó cuatro puntos y tres rebotes en 28 minutos de juego.

El héroe de la noche no fue otro que Preldzic, con el tiro milagroso a falta de cinco segundos que completó su hoja de 16 puntos. También su compañero Sinan Gueller aportó 16 tantos.

En el otro partido de la jornada, disputado en Madrid, Serbia venció 90-72 a Grecia y espera rival del cruce entre Argentina y Brasil, que se disputa a continuación.

El dominio inicial del apretado choque correspondió a Turquía, con un excelente Gueler en las penetraciones al aro. Pero Australia empezó a hilar fino el pase a posiciones interiores, donde Baynes se asentó, y cerró también el rebote defensivo ante un desconocido Oemer Asik, quien apenas sumó un rebote en los 20 primeros minutos. Un parcial de 12-6 puso en ventaja de tres puntos a los oceánicos de cara el arranque del segundo periodo, que Gueller inauguró con coladas espectaculares.

En ataque, Australia se mostraba paciente ante la férrea defensa otomana y buscaba posiciones cómodas de tiro. Cuando no llegaban, atacaba sin descanso el rebote ofensivo y así alcanzó el descanso con 23 rechaces capturados por 13 de Turquía, siete de ellos ofensivos, y ventaja en el marcador.

La tónica no cambió al arranque de la segunda mitad, en que Gueller volvió a convertir una canasta acrobática en posición apretada y Australia se distanció por primera vez hasta los dobles dígitos de diferencia con un triple de Mathew Dellavedova, una bandeja en transición de Ingles y una autoritaria clavada de Baynes sobre Asik.

Turquía alteró entonces su estrategia, retiró al poste de los Pelicans y, gracias a una bandeja y triple de Emir Preldzic, limó el margen a cuatro puntos de cara al periodo final.

La diferencia volvió a ser mínima tras otro tiro de lejana distancia de Ender Arslan, pero, ya con Asik de vuelta, Baynes volvió a tirar de galones y anotó canastas consecutivas, una tras rebote ofensivo, la otra a la contra, para liderar un parcial de 7-0 que completó Joe Ingles con un triple.

Con el partido en la balanza, los nervios atenazaron a ambos equipos, que perdieron numerosos balones en el tramo final. Un triple desde la esquina de Ender Arslan acercó a Turquía, 57-56, a falta de 4:31 minutos para la bocina pero, con apenas 1:06, Dellavedova se la jugó con una dejada en carrera y puso arriba a Australia por cinco puntos.

Preldzic volvió a convertir desde fuera del arco y dejó a Turquía a dos unidades, Australia cometió infracción de 24 segundos y el escolta, en jugada de uno contra uno, se la volvió a jugar con un triple lleno de carácter ante la defensa de Cameron Bairstow. La pelota besó la red y sus compañeros abrazaron al héroe a falta de cinco segundos. Tiempo insuficiente para que Australia lograra reaccionar ante la férrea defensa otomana: lo intentó Ingles, pero se estrelló en un mar de brazos y piernas. Cayó como su equipo, cerca de la meta, con la cabeza alta, víctima del triple mortal de Preldzic.