Padre de niño muerto en auto acusado de asesinato

Más de dos meses después de la muerte de su hijo en un auto recalentado, un hombre que según los fiscales estaba en su oficina intercambiando fotos de mujeres desnudas mientras su hijo agonizaba, fue acusado de asesinato el jueves.

Un jurado de instrucción acusó a Justin Ross Harris de asesinato con alevosía y crueldad a un menor. El agravante de alevosía significa que según los fiscales, Harris abandonó intencionalmente a su hijo Cooper en el auto para que muriera.

La instrucción también incluye el cargo de intercambiar mensajes sexualmente explícitos con una menor.

Harris está preso desde el día que murió su hijo de 22 meses. Su abogado, Maddox Kilgore, no respondió de inmediato a los pedidos de declaraciones.

Harris ha dicho a la policía que debía llevar a su hijo a la guardería el 18 de junio por la mañana, pero se fue a trabajar sin darse cuenta de que el niño estaba sujeto con cinturón de seguridad en la parte trasera.

La policía dice que el infante estuvo encerrado en el vehículo durante unas siete horas un día que las temperaturas alcanzaron los 30 grados Celsius (más de 80 Fahrenheit). La oficina del forense dijo que el niño murió de hipertermia --exceso de calor-- y declaró que su muerte fue un homicidio.

Durante una audiencia en julio, el fiscal Chuck Boring interrogó extensamente a un detective policial acerca de las pruebas que, según él, demostraban que Harris dejó al niño intencionalmente en el vehículo. Pero Kilgore sostuvo que la evidencia era insuficiente y que la muerte del niño se debió a un accidente trágico.