Colombia: rechazan acusación contra 9 generales

El ministro de Defensa y el comandante del ejército rechazaron el jueves las acusaciones contra nueve generales de esa fuerza formuladas por un coronel en retiro sobre su supuesta vinculación con ejecuciones extrajudiciales de civiles.

"Lo que hay es una denuncia por parte de un delincuente (coronel Róbinson González del Río) que está ahí (en prisión) por tráfico de armas, por corrupción, por 'falsos positivos' (o ejecuciones extrajudiciales), y este delincuente, para buscar un mejor futuro, decide mencionar unos nombres y qué hace la Fiscalía: investigar y aclarar y estoy seguro de que los generales podrán explicar", aseguró el ministro Juan Carlos Pinzón.

En tanto, el general Jaime Lasprilla, jefe del ejército, comentó que "se trata de una investigación preliminar que adelanta la Fiscalía General para aclarar precisamente estas afirmaciones hechas por este exoficial".

La Fiscalía informó la noche del miércoles que optó por compulsar copias para que la Fiscalía Delegada ante la Corte Suprema investigue la presunta responsabilidad de los nueve generales y de otro grupo de coroneles en eventuales asesinatos de civiles tras denuncias de González del Río.

La compulsación de copias no equivale a una investigación formal sino que se trata de un trámite para verificar la veracidad de las acusaciones hechas contra alguien.

Lasprilla, en entrevista con la emisora local Blu Radio, restó importancia a las acusaciones al sostener que provienen de "un exoficial que tiene comprobados delitos" y que en la actualidad está siendo investigado incluso por la comisión de crímenes de lesa humanidad. "La opinión pública conoce el prontuario delictivo del coronel González del Río".

En igual sentido se pronunció Pinzón. "Aquí lo que hay es un exceso de atención a lo que dice un delincuente. Por supuesto que hay que atender los requerimientos y ahí se irá aclarando cualquier duda", agregó el ministro. "Que se haga rápido la investigación para que no haya manto de duda, pedimos mucha celeridad", añadió.

Entre los generales salpicados por González del Río figura el general Juan Pablo Rodríguez, actual comandante de las Fuerzas Militares.

En febrero el nombre de González del Río apareció en la prensa luego de que la revista bogotana Semana publicó una serie de conversaciones telefónicas en las que se develó una presunta red de corrupción en el interior de las Fuerzas Militares.

De inmediato el Ministerio de Defensa pasó a retiro a González del Río, detenido desde 2012 por dos ejecuciones extrajudiciales y supuesta pieza clave de esa red de corrupción.

Por razones de seguridad, González está preso en la sede principal de la Fiscalía en la capital colombiana.

En octubre de 2008 el entonces presidente Álvaro Uribe (2002-2010) y su ministro de Defensa, el actual mandatario Juan Manuel Santos, destituyeron a 27 militares -entre ellos a tres generales- por el asesinato de 11 hombres de una localidad cercana a Bogotá que falsamente fueron mostrados como guerrilleros y delincuentes muertos en combate.

El hecho desembocó en un escándalo conocido en Colombia como "falsos positivos", o ejecuciones de civiles presentados como criminales muertos en operaciones de la fuerza pública.

Al menos 3.000 colombianos fueron asesinados mediante esta práctica, de acuerdo con la Fiscalía. Al menos 4.000 militares han sido vinculados con estos hechos.