ONU pide mayor presión para liberación de fiyianos

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas exhortó el miércoles a los "países con influencia" a ejercer presión a los insurgentes ligados a la red al-Qaida para liberar a los 45 cascos azules fiyianos de la ONU secuestrados la semana pasada en los Altos del Golán.

Un comunicado de prensa aprobado por los 15 miembros del Consejo luego de un informe del jefe de los cascos azules Herve Ladsous exigió nuevamente la liberación inmediata e incondicional de los soldados fiyianos.

Los enfrentamientos se han intensificado en los Altos del Golán desde que los rebeldes sirios se apoderaron de un cruce fronterizo entre Siria e Israel cerca del pueblo abandonado de Quneitra la semana pasada. Los combatientes de la facción de al-Qaida en Siria, el Frente Nusra, tomaron cautivos a los cascos azules de Fiyi y rodearon a dos unidades filipinas que sirven a la Fuerza de Naciones Unidas de Observación de la Separación al día siguiente.

El Consejo de Seguridad aplaudió la noticia de que todos los filipinos resultaron ilesos y puntualizó la pronta reacción de la fuerza de paz de ONU para prestar ayuda.

Ladsous dijo a los reporteros que los cascos azules han mostrado "resolución y coraje" y agregó que Naciones Unidas trabaja para lograr la liberación rápida e incondicional de los fiyianos.

"No escatimamos en esfuerzos por obtener la liberación de los cascos azules detenidos", dijo, sin aportar detalles.

El general de brigada Mosese Tikoitoga, comandante militar de las islas Fiyi, dijo el martes que el Frente Nusra ha presentado tres exigencias para la liberación de los soldados: Ser borrado de la lista de Naciones Unidas sobre grupos terroristas, que se entregue ayuda humanitaria a sectores de la capital siria, Damasco, y ser compensado por tres de sus integrantes que asegura murieron en un enfrentamiento con fuerzas de Naciones Unidas.