ONU: Miles huyen de violencia islámica en Nigeria

Miles de personas huyen del noreste de Nigeria y se refugian en Camerún, reportó el miércoles el organismo de la ONU para los refugiados, mientras los extremistas buscan una nueva estrategia para retener el territorio que ellos llaman un "califato islámico".

Cientos de cameruneses también abandonan sus hogares desde que los extremistas islámicos nigerianos empezaron a atacar villas en el vecino país la semana pasada, indicó Helene Caux, vocera del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), a The Associated Press.

En uno de los casos, los combatientes de Boko Haram degollaron a tres personas halladas en una iglesia católica en la villa camerunesa de Assighassia, dijo Caux. Agregó que se trata de una nueva táctica de Boko Haram, que anteriormente sólo secuestraba a los ciudadanos de Camerún en busca de recompensa.

Más de 10.000 nigerianos han cruzado a Camerún y Níger desde la semana pasada, reveló Caux. Otros 1.700 cameruneses también han dejado sus casas cerca de la frontera para dirigirse tierra adentro, de acuerdo con la portavoz. Camerún da refugio a aproximadamente 39.000 nigerianos y Níger a casi 50.000, además de los cerca de 645.000 nigerianos desplazados dentro de su país por la insurgencia islámica, según cifras de ACNUR.

El flujo más reciente de nigerianos a Camerún proviene de Bama, la segunda ciudad más grande del estado nigeriano nororiental Borno. El jueves, el gobierno estatal dijo que Bama no ha caído en manos de Boko Haram, negando los reportes de algunos residentes y funcionarios de seguridad de que la ciudad ha sido tomada por los extremistas.

El vicegobernador del estado de Borno, Zannah Umar Mustafa, pidió calma en una transmisión a nivel estatal en la que negó que Boko Haram se haya apoderado de la ciudad y pudiera avanzar hacia Maiduguri.

___

Faul reportó desde Johannesburgo.