John Kerry se reúne con cinco predecesores

El secretario de Estado John Kerry lanzó el miércoles advertencias sobre la creciente falta de intervención de Estados Unidos en asuntos externos, argumentando que el liderazgo global del país es esencial en tiempos de incertidumbre.

Kerry habló así en una inusual reunión con cinco de sus predecesores durante la ceremonia de inicio de construcción de un nuevo museo que conmemorará los logros de la diplomacia estadounidense. Señaló que Estados Unidos está mirando hacia adentro y que ahora más que nunca es necesario su involucramiento. Acompañando a Kerry en la ceremonia realizada en el Departamento de Estado estuvieron sus predecesores Henry Kissinger, James A. Baker III, Madeleine Albright, Colin Powell y Hillary Rodham Clinton. De los siete ex secretarios de Estado vivientes, todos los cuales son directores honorarios del Centro de Diplomacia de Estados Unidos, únicamente Condoleezza Rice y George Shultz no estuvieron presentes.

"En primer lugar, el liderazgo y compromiso estadounidenses no deberían estar sujetos a debate", dijo Kerry, enlistando Irak, Siria, Ucrania, Gaza, Sudán del Sur, Libia y Corea del Norte entre los puntos problemáticos que debe atender Washington. "No estoy diciendo que podemos o debemos atender cualquiera de ellos solos; ese no es el alegato, pero el mundo, pienso que la mayoría de la gente aquí lo comprende, no lo logrará sin nosotros".

"Les puedo decir con seguridad que la mayor parte del mundo no pierde el sueño por la presencia estadounidense; ellos me dicen que les preocupa qué pasaría en nuestra ausencia. Tenemos que recordar: compromiso y liderazgo, no atrincheramiento y falta de intervención, son el ADN estadounidense".

Kerry aclamó a cada uno de los previos secretarios de Estado que asistieron a la ceremonia.

El Centro de Diplomacia de Estados Unidos, que será construido con 25 millones de dólares recaudados de manera privada, estará ubicado en el Departamento de Estado y contará con 3.700 metros cuadrados (40.000 pies cuadrados) de exhibiciones interactivas y objetos, y ofrecerá programas educativos. Se espera que esté terminado en aproximadamente 18 meses.