Piden que Obama no aplace su decreto prometido

El presidente Barack Obama no debe de esperar hasta después de las elecciones de noviembre para emitir un decreto migratorio en favor de los 11 millones de personas que viven en el país de manera ilegal, dijeron el miércoles activistas pro inmigrantes.

Obama reiteró la semana pasada su intención de emitir un decreto en beneficio de inmigrantes que viven en el país de manera ilegal pero no dijo, como antes, que lo haría a finales del tercer trimestre. Dijo en cambio que existía la leve posibilidad de que el Congreso actuara sobre la reforma migratoria después de las elecciones de noviembre y que si entonces los legisladores no aprobaban una reforma, él actuaría.

El presidente de la Cámara Baja John Boehner, republicano por Ohio, dijo el martes al programa radial de Hugh Hewitt que "existe la posibilidad de que el Congreso retome el asunto el próximo año".

Activistas pro inmigración, sin embargo, quieren que el presidente no aplace su decisión.

"El presidente y sus asesores no deben de caer en este truco político. Los republicanos saben que cualquier decreto significativo sobre inmigración demostrará a los votantes que el presidente ha escogido madurar y actuar cuando el Congreso no lo ha hecho", dijo en un comunicado César Vargas, codirector de la DREAM Action Coalition.

A la vez, algunos demócratas creen que el potencial decreto para reducir las deportaciones podría causar la movilización de votantes republicanos, quienes podrían influir en las reñidas contiendas de noviembre para el Senado.

El senador Bill Nelson, demócrata por Florida, por ejemplo, ha dicho que "hay muchos congresistas con miedo del Tea Party y tienen terror de no conseguir el apoyo de los extremistas en la elección".

"No pasa nada sobre inmigración hasta después de la elección, y probablemente no pase nada hasta que tengamos una mejor idea de cómo estemos para el próximo año", dijo el senador.

Clarissa Martínez de Castro, directora de inmigración y participación cívica del Concejo Nacional de La Raza, dijo que aplazar el decreto es "una mala decisión, tanto desde un punto de vista político como de políticas públicas".

"Estamos profundamente decepciones de saber que hay personas en favor de que el presidente aplace su tan esperado anuncio sobre su decreto migratorio", dijo Martínez de Castro en una conferencia telefónica.

La crítica a los demócratas también fue hecha por uno de los suyos: el congresista Luis Gutiérrez, congresista de Illinois, quien dijo que el partido no debe de explotar políticamente a los inmigrantes.

"Estamos en una encrucijada, en la que tenemos que dejar de usar a los inmigrantes cuando nos conviene", dijo Gutiérrez. "Los inmigrantes se han manifestado, han sido diligentes y han creído en los demócratas. Creo que es hora de que el Partido Demócrata crea en los inmigrantes y que crea que hay lugar para ellos en Estados Unidos. Así que debemos de apoyarlos, no usarlos políticamente y explotarlos políticamente un día y evitarlos al día siguiente".

Obama dijo inicialmente en junio que emitiría un decreto sobre inmigración. Desde entonces, su gobierno se ha visto forzado a enfrentar la crisis de niños que llegan solos a la frontera. Obama pidió al congreso 3.700 millones de dólares para tratar el asunto pero los republicanos rechazaron su propuesta.

---

El reportero de la AP Jim Kuhnhenn contribuyó a este despacho desde Washington.

---

E.J. Támara está en Twitter como https://www.twitter.com/EJTamara