Escolta de narcotraficante es condenado en Texas

El ex guardaespaldas del líder de un cártel mexicano del narcotráfico fue sentenciado el miércoles a una pena de 28 años de cárcel luego de que se declarara culpable de homicidio y tráfico de drogas ante un juez federal del occidente de Texas.

Rigoberto Ruiz Alatorre, que se declaró culpable en mayo, no habló durante su comparecencia.

El juez federal de distrito Frank Montalvo ordenó además a Ruiz pagar una multa de 5.000 dólares y aceptó incluir en su fallo la recomendación de que Ruiz cumpla su sentencia en una prisión cerca de Colorado, donde, de acuerdo con la fiscalía, el ex guardaespaldas vivía al momento de su detención.

Ray Ortega, su abogado, había solicitado que se le dictara una pena máxima de 10 años en prisión, argumentando que otros en circunstancias similares recibieron sentencias menores a los 10 años de cárcel.

Ruiz cambió su declaración durante el juicio en mayo como parte de un acuerdo que no fue revelado públicamente. Admitió que en julio 2006 asesinó a Fermín Rodríguez González en Albuquerque, Nuevo México. Rodríguez era un antiguo socio que había comenzado a operar por cuenta propia. La fiscalía dijo en ese entonces que el acusado enfrentaba una pena máxima de 28 años de prisión.

De acuerdo con los fiscales, Ruiz fue contratado por 50.000 dólares para brindar seguridad a Gabino Salas Valenciano, alias "El Ingeniero", a quien se consideraba el jefe del cártel de Sinaloa en Ciudad Juárez, ciudad del norte de México y vecina de El Paso, Texas.

Salas murió el año pasado en un enfrentamiento con las autoridades mexicanas.

Ruiz y Salas habían mostrado preocupación de que Rodríguez pudiera ser arrestado por las autoridades y se convirtiera en un informante, según los fiscales.

Ruiz fue detenido en febrero de 2012.

Durante los argumentos de apertura del juicio, la fiscalía indicó que intentaron demostrar que Ruiz no sólo era responsable del homicidio sino también de tráfico de cocaína y marihuana de México a Estados Unidos y de armas a México a fin de armar al cártel de Sinaloa para su lucha contra las organizaciones de tráfico de drogas locales de Ciudad Juárez.

Un portavoz de la fiscalía federal en El Paso dijo el miércoles que Ruiz tiene 29 años. La fiscalía había reportado anteriormente que el sentenciado tenía más de 30 años.