España ordena liberar a padres de niño con cáncer

Las autoridades españolas ordenaron la inmediata liberación de dos británicos que eran buscados por la policía del Reino Unidos después de que, contraviniendo órdenes médicas, se llevaran a su hijo de 5 años a España con la esperanza de conseguir una mejor terapia para el tumor cerebral del menor.

La Audiencia Nacional, un tribunal español con sede en Madrid, dijo en un comunicado que un juez decidió liberar a la pareja el martes después de que las autoridades británicas retiraran los cargos contra ellos.

Brett y Naghemeh King huyeron a España con su hijo Ashya con la esperanza de vender una propiedad para obtener dinero suficiente para someter al pequeño a un nuevo tratamiento en República Checa o Estados Unidos.

La policía británica los persiguió y emitió una orden de arresto bajo sospecha de negligencia después que el Hospital General de Southampton se dio cuenta de que el pequeño fue sacado del centro médico sin consentimiento.

El niño se encuentra actualmente hospitalizado en Málaga, España.

Los papás fueron arrestados el lunes después de que un juez determinó que estarían detenidos a la espera de ser extraditados a Gran Bretaña, solicitud que más tarde fue revocada.

Los King fueron detenidos después que el jefe de la policía local consideró que algo "no estaba bien". Andy Marsh, jefe de la policía de Hampshire, dijo que su intención sólo fue preservar la seguridad de la pareja, "no para negarle apoyo a la familia en este momento particularmente difícil en su vida".

El caso ha conmovido a Gran Bretaña, que se enorgullece de un servicio de salud para todos sus ciudadanos, pero la saga también ha planteado un debate acerca de si las autoridades tienen el derecho a imponer los tratamientos que determina.

Los padres del niño son Testigos de Jehová, aunque no hay indicios de que hubiesen planteado ninguna cuestión religiosa en torno al tratamiento de su hijito.

El padre, Brett King, dijo que cuestionó el consejo de los médicos sobre un tratamiento que había visto en internet. "Me dijeron (los médicos) que con este tipo de cáncer no tendría ningún beneficio", dice mientras acuna al pequeño

"Bueno, volví a mi cuarto y miré portales estadounidenses y franceses y suizos donde tienen un tratamiento con rayos de protones que dijeron lo contrario, que sería muy beneficioso para él".

Esa terapia es un tipo de radiación que aumenta la probabilidad de matar las células cancerosas emitiendo una dosis más fuerte de radiación directamente al tumor. Al contrario que otros tipos de tratamiento del cáncer, no mata indiscriminadamente los tejidos saludables circundantes, de modo que puede tener menos efectos secundarios a corto plazo.

___

La periodista de The Associated Press Danica Kirka contribuyó a este despacho desde Londres.