Colombia: Santos defiende a la vacuna del papiloma

El presidente colombiano descartó el domingo que la vacuna contra el papiloma humano sea la causa de que al menos 243 niñas de una población de la costa caribe sufran de dolores de cabeza y extremidades y atribuyó su origen a una "sugestión colectiva".

En las últimas semanas se acrecentaron los casos de desmayos y malestares de jovencitas que llegan al centro de salud del municipio de Carmen de Bolívar, departamento de Bolívar -unos 580 kilómetros al norte de Bogotá-. Los padres han relacionado las dolencias con la aplicación de Gardasil, una vacuna contra el virus del papiloma humano que es una de las causas del cáncer de cuello uterino.

"La vacuna es segura. No se ha encontrado evidencia de una conexión entre la afectación y la vacuna", afirmó el mandatario Juan Manuel Santos durante un acto de solidaridad en Bogotá. Así lo demuestran, dijo, diferentes estudios hechos por autoridades de salud nacionales e internacionales.

Según el presidente, los científicos tienen varias hipótesis sobre los malestares que aquejan a las niñas caribeñas. La primera de ellas da cuenta de una "sugestión colectiva" o de pánico generalizado.

Santos explicó que fenómenos similares se han presentado en España, Australia y Taiwán tras el desarrollo de campañas masivas de vacunación en poblaciones adolescentes.

En tanto, las familias de las niñas de Carmen de Bolívar adelantan movilizaciones para exigirle al gobierno una pronta solución.

Durante la intervención, Santos le pidió a su ministro de Salud, Alejandro Gaviria, que viaje a la población caribeña y aplaque los ánimos explicando las bondades de la vacuna.

En Colombia, el papiloma afecta anualmente a unas 6.800 mujeres y causa la muerte a 3.300, según cifras oficiales.