Colombia: imputan gremialistas por inventar ataque

La Fiscalía General informó el sábado que imputó seis delitos a dos líderes sindicales que hace un año denunciaron un inexistente atentado en su contra.

Se trata de los sindicalistas Oscar Arturo Orozco y José Wilson Jaramillo, de la Central Unitaria de Trabajadores, quienes aseguraron que el 4 de agosto de 2012 fueron víctimas de un atentado en el departamento de Caldas, en el centro-oeste del país, informó el ente investigador en un comunicado de prensa publicado en su página en internet.

Según la Fiscalía, Orozco y Jaramillo, presidente y secretario general de la Central en Caldas, respectivamente, "habrían planeado un auto atentado".

Para ello habrían contado, agregó el reporte oficial, con la ayuda de César Augusto Castaño Ramírez y Jorge Eduardo Cardona, quienes formaban parte del equipo de escoltas de Orozco.

El 4 de agosto de 2012 Orozco y Jaramillo se desplazaban por la carretera desde Manizales hacia Palestina, ambas localidades en Caldas, para asistir a una reunión con pescadores de la zona.

"Según lo relatado por estas personas, el vehículo en el que se desplazaban fue objeto de varios disparos por parte de desconocidos. No obstante resultaron ilesos", añadió el comunicado de la Fiscalía.

Insistió en que, "de acuerdo con el fiscal del caso, los judicializados habrían engañado con las falsas declaraciones no sólo a la Unidad Nacional de Protección, sino a las autoridades judiciales, recibiendo con ello también dinero del Estado para salvaguardar su integridad".

Ninguno de los cuatro investigados -los dos sindicalistas y los dos escoltas- aceptó los cargos formulados por la Fiscalía por su presunta responsabilidad en los delitos de falso testimonio, fraude procesal, fraude a subvención, falsedad en documento privado y daño en bien ajeno agravado.