Alemania reforzará medidas inmigratorias

El gobierno alemán propuso medidas para reforzar las reglas inmigratorias para los ciudadanos de otras procedencias de la Unión Europea, en medio de denuncias de supuestos abusos al servicio de bienestar social por parte de inmigrantes pobres de Bulgaria y Rumania.

El ministro del interior Thomas de Maiziere dijo el miércoles que el gabinete de la canciller federal Angela Merkel propuso un límite de seis meses de beneficios para los ciudadanos de la UE sin trabajo que estén en Alemania, la mayor economía de Europa. Además, dijo que los ciudadanos de la UE sospechosos de haber abusado del sistema de bienestar social pueden ser impedidos de regresar al país.

"La libertad de movimiento es una parte esencial de la integración europea, que apoyamos plenamente", dijo de Maiziere a la prensa en Berlín. "Sin embargo, eso no significa que debamos cerrar los ojos a los problemas que conlleva".

Agregó que las nuevas regulaciones eran similares a las adoptadas por otras naciones del bloque.

De Maiziere dijo que los ciudadanos pobres de la UE tienden a concentrarse en determinadas zonas de Alemania, donde exacerban los problemas. Para aliviarlos, afirmó que el gobierno destinaba este año unos 25 millones de euros (33 millones de dólares) para las ciudades particularmente afectadas por la llamada inmigración pobre.