Congo denuncia ataque con cohete en Goma

Los soldados congoleños, con el respaldo de las fuerzas de Naciones Unidas, enfrentaron a rebeldes a primeras horas del sábado en la inestable región este del país, dijeron funcionarios, al tiempo que un cohete cayó en el pueblo de Goma y mató a tres personas mientras empeoran las tensiones fronterizas entre Ruanda y el Congo.

Un gran número de residentes indignados se lanzaron a las calles de Goma para protestar tras varios días de violencia que han dejado por lo menos siete muertos y decenas de heridos.

El Congo de inmediato responsabilizó de los ataques al vecino Ruanda, que viene siendo acusado de brindarle respaldo al movimiento rebelde congoleño conocido como M23.

"Nos preguntamos, ¿por cuánto tiempo continuará la comunidad internacional tolerando esas ofensas?", indicó Lambert Mende, vocero del gobierno congoleño, a The Associated Press.

Ruanda, que ha negado enérgicamente las acusaciones de Naciones Unidas y otros de que da respaldo a los rebeldes M23 que combaten al gobierno congoleño, también acusó a las fuerzas congoleñas de atacar Ruanda. El ejército ruandés señaló que fuego de mortero cayó en varias aldeas de la frontera el viernes por la tarde.

"El continuo cañoneo indiscriminado contra las aldeas ruandesas por parte de las fuerzas armadas (congoleñas) es inaceptable y debe detenerse inmediatamente", dijo el brigadier Joseph Nzabamwita, a vocero del ejército de Ruanda.

El grupo M23 tomó Goma brevemente en noviembre y las subsecuentes negociaciones de paz en la vecina Uganda se han estancado. Los líderes de M23 encabezaron previamente otros grupos rebeldes en la región con el respaldo de Ruanda.

El viernes, funcionarios de Naciones Unidas y del Congo confirmaron que la nueva brigada de intervención de la ONU había bombardeado posiciones rebeldes el jueves por primera vez desde que la fuerza fuera creada en marzo.

El coronel Olivier Hamuli, portavoz del ejército congoleño, dijo a la AP que los combates se reanudaron a las 5:00 de la mañana del sábado y continuaban siete horas después.

___

Mwanamilongo reportó desde Kinshasa, Congo. Las periodistas de The Associated Press, Edith M. Lederer en Naciones Unidas y Krista Larson en Dakar, Senegal, contribuyeron a este despacho.