Militar preso avanza hacia excarcelación en EEUU

La corte militar más alta de Estados Unidos ha rechazado el pedido del gobierno de que reconsidere anular la revocación de la condena por homicidio impuesta a un infante de marina que ha cumplido más de la mitad de una sentencia de 11 años en uno de los mayores casos de crímenes de guerra relacionados con el conflicto en Irak.

La negativa de la Corte de Apelaciones de las Fuerzas Armadas despeja el camino para la excarcelación del sargento Lawrence Hutchins III de la cárcel en la base de la infantería de marina en Miramar, California.

El abogado militar de Hutchins, mayor Babu Kaza, dijo a los diarios U-T San Diego y Los Angeles Times que el soldado será puesto en libertad el viernes y reasignado a Camp Pendleton, al norte de San Diego, donde estaba destacado. La armada aún puede apelar ante la Corte Suprema del país o volver a enjuiciar a Hutchins.

El 26 de junio, el tribunal de apelaciones anuló la condena a Hutchins; fallando en favor de los argumentos del militar de que sus derechos fueron violados cuando se le mantuvo confinamiento solitario sin acceso a un abogado durante siete días durante sus interrogatorios en Irak en el 2006.

Los fiscales pidieron a la corte que reconsiderara la revocación porque Hutchins habían renunciado a su derecho a tener un abogado cuando se le detuvo y ofreció voluntariamente su versión de los hechos sin coerción alguna.

Hutchins dijo en una declaración que la moción de la armada fue "frívola y presentada solamente para demorar mi inminente excarcelación".

"Mi familia y yo hemos sufrido mucho", dijo Hutchins.

Bajo el sistema de justicia militar, Hutchins tenía que permanecer en prisión hasta que la corte fallase sobre la moción u ordenase su libertad.

Hutchins encabezaba un escuadrón de ocho personas al que se acusó de sacar a un hombre iraquí de su casa en abril del 2006, llevarlo a una zanja y matarlo a tiros en la aldea de Hamdania.

Hutchins ha dicho que pensó que el hombre -- que resultó ser un policía retirado -- era un jefe insurgente.

Ninguno de los otros miembros del escuadrón cumplió más de 18 meses de prisión.