Funes pide se investigue dirigentes del fútbol

El presidente Mauricio Funes pidió el viernes que caiga el peso de la ley sobre las personas que hayan participado en el arreglo de partidos de la selección nacional pero agregó que además de los jugadores se debe de investigar a los dirigentes del fútbol nacional.

"Si no sólo hay jugadores, sino que también, y sobre todo, directivos o federativos, o dirigentes del fútbol nacional, pues a ellos también hay que investigarlos", dijo Funes en conferencia de prensa luego de participar en un evento oficial.

Agregó que "si es un delito el que se cometió lo que debemos de pedir como salvadoreños es que se cumpla la ley, y que caiga el peso de la ley sobre aquellos que han cometido un delito".

El mandatario lamentó que la investigación se haya centrado en los jugadores y afirmó creer que habría más involucrados.

"Yo estoy casi convencido de que no sólo hay jugadores en este asunto, sino que tiene que haber directivos o dirigentes del fútbol nacional, y además tiene que haber la gente que hizo la compra de voluntades sobre quienes también tiene que caer el peso de la ley", manifestó.

"A mí me parece que tiene que haber gente que hizo un enlace, yo no sé quiénes son, y eso lo tiene que investigar la Fiscalía General de la República".

El miércoles la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) inhabilitó de forma provisional a 22 jugadores bajo investigación porque supuestamente habrían participado en arreglos de partidos de la selección y horas más tarde la Fiscalía realizó 11 allanamientos de casas de jugadores de la selección nacional.

El fiscal general, Luis Martínez, informó que existen al menos tres figuras delictivas para diferentes personas que están investigando y afirmó que "en esto no sólo han participado jugadores, posiblemente hay dirigentes y personas de muy alto nivel involucrados, existe un acuerdo conspirativo, por decirlo así, de mafias y vamos a llegar al fondo".

Los jugadores, entre los que destaca Rodolfo Zelaya, fueron suspendidos de forma provisional para ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol por un período de 30 días a nivel nacional e internacional. La sanción dura mientras se realiza la investigación, en la que los involucrados podrán presentar pruebas de descargo.

La FESFUT investiga cuatro partidos, tres de ellos amistosos jugados contra las selecciones de Estados Unidos y Paraguay, y el D.C. United de la MLS estadounidense, y otro oficial contra México por la Copa de Oro de 2011, cuando El Salvador perdió 5-0.

También se investiga el supuesto intento de arreglar los resultados de los partidos que El Salvador jugó en el Mundial Sub20 de Turquía.

De los 22 jugadores inhabilitados, 20 participan con equipos del fútbol local y dos en el exterior.