Colombia: indagan si cuerpo es de español raptado

Las autoridades colombianas intentaban determinar el viernes si un cadáver encontrado en una zona del suroeste del país pertenece a un ciudadano español secuestrado en junio.

El cadáver de un hombre de entre 28 y 35 años fue encontrado el jueves en una zona rural de Corinto, departamento de Cauca y a unos 480 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El cadáver mostraba cinco tiros, tres en la cabeza y dos en un hombro y estaba con los ojos vendados, dijo en diálogo telefónico con The Associated Press el coronel Ricardo Alarcón, comandante de la policía en Cauca.

El cuerpo fue encontrado por las autoridades locales de Corinto luego de escuchar unos disparos, añadió el oficial.

Sospechan que se trata del ciudadano español reportado como secuestrado en junio porque cerca del cadáver fue encontrado el pasaporte con el nombre de Sergio Muñiz, de 28 años, oriundo de Oviedo, Asturias, y que tenía un sello colombiano de ingreso al país en junio.

Agregó que el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal en Cali, capital del vecino departamento de Valle del Cauca, para su plena identificación.

Según indicó en junio la policía antisecuestro colombiana, un ciudadano español identificado como Sergio Muñiz fue retenido por la delincuencia común en una zona de Valle del Cauca.

"Todo indica que sí es él... pero toca confirmar", indicó en la jornada el jefe antisecuestro policial, general Humberto Guatibonza, quien en junio destacó que las primeras hipótesis indicaban que el español estaba en Colombia en "negocios no muy lícitos" y que "podría ser narcotráfico".

El español estaba con dos ciudadanos colombianos en Santander de Quilichao, en el departamento de Valle del Cauca y a unos 330 kilómetros al suroeste de Bogotá, cuando se los habrían llevado, añadió el oficial, quien estaba en otra zona del país y dijo carecer de otros detalles.

En junio la policía antisecuestro rescató a una pareja de turistas españoles que habían sido secuestrados por la delincuencia común el 17 de mayo mientras paseaban por La Guajira, al extremo del noreste del país y en la frontera con Venezuela. Tras su liberación, la pareja regresó a España.