México: trabajan en identificar cuerpos en fosa

Las autoridades trabajaban el viernes en la identificación de los restos de siete personas localizados en una fosa clandestina en las afueras de la ciudad de México, al tiempo que investigadores continuaban la búsqueda de más cuerpos en la zona en un caso en el que se busca determinar si tienen relación con la misteriosa desaparición de 12 jóvenes de un bar hace casi tres meses.

Expertos federales realizaban el viernes nuevas excavaciones en la zona montañosa de un rancho en Tlalmanalco, un municipio del Estado de México, donde se encontró una primera fosa con siete cuerpos.

El procurador de Justicia de la ciudad de México, Rodolfo Ríos, dijo que los restos de los siete localizados hasta ahora ya se encontraban en un laboratorio federal para realizar tanto la necropsia que permita determinar las causas y el momento de la muerte, como pruebas de ADN para conocer su identidad.

La víspera, el procurador general Jesús Murillo dijo a periodistas que los peritos federales se enfocarán en los restos de una sola persona para acelerar la identificación, que podría ocurrir en 48 horas.

Grupos de secuestradores y carteles del narcotráfico en otras partes de México han sido conocidos por utilizar fosas clandestinas para inhumar a sus víctimas, pero esos hallazgos han sido raros en la ciudad de México y sus alrededores.

Autoridades de la capital han dicho que el destino de los jóvenes desaparecidos es su principal prioridad, aunque un investigador federal dijo que fueron algunos de sus compañeros los que encontraron la fosa en un rancho en Tlalmanalco.

Murillo dijo el jueves que el hallazgo ocurrió cuando investigaban un caso de posible resguardo ilegal de armas, no relacionado con la desaparición de los jóvenes en mayo.

Sin embargo, el procurador capitalino dijo el viernes que algunas líneas de su investigación apuntaban hacia la zona donde finalmente se localizó la fosa.

"Una de las líneas de investigación que nosotros tenemos aquí en la Procuraduría capitalina nos llevaban a esta zona", dijo Ríos el viernes en MVS Radio. "No exactamente a Tlalmanalco, sí a la zona de Chalco", dijo en referencia a un municipio vecino al del lugar donde se encuentra el rancho.

Las autoridades buscan a los jóvenes tras su desaparición el 26 de mayo, a plena luz del día, del bar Heaven a sólo una cuadra del Paseo de la Reforma, una de las arterias principales y más concurridas de la capital.

La principal hipótesis de las autoridades es que los 12 fueron raptados como parte de una disputa entre dos grupos rivales de narcomenudeo en el barrio popular de Tepito, de donde son originarios la mayoría de ellos.

Tepito, en el centro de la capital, es considerado uno de los vecindarios más peligrosos de la urbe y el principal mercado de comercio ilegal de la ciudad.

La desaparición ha resonado alrededor de la ciudad de nueve millones de habitantes en parte porque muchos han considerado que la capital es un oasis frente a la violencia del narcotráfico que ha afectado otras localidades del país.

Las autoridades de la ciudad de México han insistido desde el secuestro en el bar Heaven que carteles de las drogas no operan en la capital.

Un agente federal en el rancho, que aceptó hablar sólo si no era identificado por no estar autorizado a dar detalles, dijo a The Associated Press que la ropa encontrada en los restos les hace creer que hay un 90% de posibilidades de que se trate de las víctimas del Heaven.

Dijo que los siete cuerpos fueron encontrados cubiertos con cal y arena en una fosa de poco más de 1,5 metros de profundidad.

Públicamente, las autoridades han pedido esperar hasta tener los resultados de las pruebas de ADN.