F1: los novatos esperan su oportunidad

Pocas veces los pilotos ven con buenos ojos que llueva durante un Gran Premio de Fórmula Uno.

Pero para los cinco novatos que se esfuerzan por levantar cabeza en esta temporada, una lluvia en Bélgica el domingo podría representar una ventaja.

Esteban Gutiérrez, Max Chilton, Giedo van der Garde, Jules Bianchi y Valtteri Bottas todavía no han logrado un solo punto en su primer año en el circuito.

Se pronostica lluvia para el domingo y ese factor, junto con la naturaleza impredecible de la pista de 7,004 kilómetros (4,352 millas) en el autódromo de Spa, podría ayudar a los que larguen en la cola.

"Evidentemente cuando llueve es mejor para nosotros porque son carreras medio alocadas y por eso tenemos más posibilidades de terminar adelante", comentó Bianchi, piloto de la escudería Marussia. "Me gustaría tener algo de lluvia el domingo".

Van der Garde, que se ha visto perjudicado por fallas mecánicas de Caterham en esta temporada, alienta la misma opinión.

"Creo que nuestro auto ande bastante bien en la lluvia y en esa circunstancia pueden pasar muchas cosas en la carrera", opinó el holandés. "Creo que sería agradable tener un poquito de lluvia, con un poquito de suerte aquí y allí".

Van der Garde chocó el viernes en la segunda práctica cuando perdió control del auto al salir de una curva y se despistó embistiendo una barrera de contención. Salió ileso pero el tren delantero derecho del auto sufrió daños.

De los cinco novatos, el mexicano Gutiérrez (Sauber) y Bottas (Williams) han sido los que más cerca estuvieron de ganar algún punto con sendos undécimos puestos. La mejor colocación de Bianchi fue 13, seguido de Chilton (Marussia) y Van der Garde (14).

Después de diez carreras hace dos años, el novato mexicano Sergio Pérez, ahora con McLaren, ya había logrado puntos dos veces con un noveno puesto en el Gran Premio de España y un séptimo en el Gran Premio Británico.

El decimotercer puesto de Bianchi en el Gran Premio de Malasia --segunda carrera en la temporada de F1-- dio a Marussia la segunda mejor colocación de su historia.

"La primera parte de la temporada fue realmente buena para mí y para el equipo. La segunda fue un poco más difícil", afirmó Bianchi. "Ahora vamos a la última parte y me siento confiado".

Marussia quiere conservar a Bianchi en la temporada próxima pero el francés de 24 años, del que se dice podría pasar a Ferrari, mantiene sus opciones abiertas.