Pemex recibirá 83% de las reservas de crudo

Petróleos Mexicanos retendrá los derechos para explotar el 83% de las reservas probadas y probables del país bajo la nueva reforma energética, aunque la paraestatal formará alianzas con firmas privadas en algunos de esos campos de explotación, anunció el miércoles el gobierno.

La asignación proporcionada a Pemex equivaldrá aproximadamente a 2,5 millones de barriles de crudo diarios durante 20 años y medio, dijo Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía.

"Las cifras anteriores garantizan que Pemex tendrá asegurado su desenvolvimiento en el futuro inmediato", afirmó. "Pemex continuará siendo la gran empresa de los mexicanos".

La compañía recibirá los derechos de solamente el 21% de las reservas posibles de México, después de que solicitó el 31%.

Las asignaciones otorgadas a Pemex forman parte de la llamada "Ronda Cero", las primeras áreas en tierra y en el mar en ser asignadas bajo la reforma promulgada el lunes por el presidente Enrique Peña Nieto. La nueva ley permite que firmas privadas y extranjeras firmen acuerdos en los que se compartirán ganancias en las industrias del petróleo, el gas y la electricidad.

Está autorizándose la explotación privada de la perforación en México en busca de crudo y gas por primera vez desde que esa industria fue nacionalizada hace 76 años.

Emilio Lozoya, director de Pemex, dijo que a partir de noviembre la empresa comenzará a intentar formar sociedades estratégicas con compañías privadas en 10 proyectos distintos, que la paraestatal espera consolidar en 13 meses.

"Estos primeros proyectos seleccionados nos permitirán aprovechar la posibilidad de establecer asociaciones estratégicas, a las cuales Pemex no tenía posibilidad, y que involucran 1.556 millones de barriles de reservas 2P (probadas y probables)", afirmó.

La "Ronda Cero" incluirá licitaciones programadas para comenzar en febrero, y permitirá que empresas privadas compitan por los derechos para explorar el 79% de los campos restantes donde se sospecha existen reservas.

Lourdes Melgar, subsecretaria de Hidrocarburos, dijo que las licitaciones serán para la asignación de bloques en un área de unos 28.500 kilómetros cuadrados (11.000 millas cuadradas), de los cuales el 91% será en áreas de exploración y el resto en bloques listos para extracción. Los bloques incluyen campos ya maduros para explotación, áreas en el mar y campos de gas de esquisto.

El gobierno espera que el abrir esas áreas a las firmas privadas y extranjeras traerá consigo 12.600 millones de dólares en inversiones anuales durante los próximos tres años, señaló Melgar.

"Definir los bloques para el concurso es la parte fácil; la parte difícil es concursar las áreas", dijo David Shields, analista petrolero en la Ciudad de México. "La Ronda Uno va a ser el ejercicio de contratación pública más grande de la historia en México y va a ser muy complejo".