Tormentas ayudan a combatir incendios

Tormentas registradas durante la noche humedecieron el miércoles algunos incendios forestales en el noroeste del país, pero rayos amenazaron con iniciar nuevos al pronosticarse que regresará el calor y clima seco el fin de semana.

Se registró una precipitación de hasta 12 milímetros (media pulgada) en las laderas del este de North Cascades en Washington, donde algunos de los peores incendios forestales de este verano quemaron aproximadamente 300 casas, dijo la oficina del Servicio Nacional de Meteorología en Spokane.

Los meteorólogos emitieron una advertencia de inundación para el área debido a la posibilidad de un aluvión en zonas calcinadas por el fuego.

Muchas otras partes del este de Washington no recibieron la noche del martes y mañana del miércoles lluvia significativa y continúa el riesgo de nuevos incendios provocados por rayos, dijo el meteorólogo Jeremy Wolf.

Oregon recibió lluvia en algunos puntos de tormentas que se movieron el martes y los bomberos en general se beneficiaron de temperaturas más frías y mayor humedad, dijo Carol Connolly, del Centro de Coordinación Interinstitucional del Noroeste en Portland.

Rayos iniciaron el lunes un incendio en el Condado Jackson en el suroeste de Oregon que ha quemado aproximadamente 2,5 kilómetros cuadrados (una milla cuadrada), señaló Connolly. Cuadrillas estaban trabajando para proteger alrededor de 130 casas amenazadas por el incendio en el río Roguee cerca de Eagle Point.

Se registraron aproximadamente 7.000 golpes de rayo en el centro de Oregon el martes y cuadrillas de bomberos respondieron a 14 nuevos incendios, pero todos eran pequeños, dijo el Centro de Despacho Interinstitucional de la Región Central de Oregon.

La mayor preocupación en Oregon, dijo Connolly, es un incendio en el área de Hell's Canyon en la esquina noreste del estado cerca de la frontera con Idaho. Ha quemado cerca de 108,5 km cuadrados (42 millas cuadradas) y continúa extendiéndose a través de un terreno escabroso que es demasiado riesgoso para los bomberos.

Conforme se movían el martes las tormentas de agua al interior de Washington originaron una espectacular tormenta de polvo conocida como haboob que cubrió partes de los condados Whitman y Adams, ocasionado numerosos accidentes viales, especialmente en el área de Ritzville al suroeste de Spokane.

Washington padece una tormenta de polvo como ésta cada par de años, dijo Matt Fugazzi, un especialista del Servicio Meteorológico Nacional en Spokane. Vientos de 64 a 80 kph (40 a to 50 mph) levantaron el muro de polvo.

Un incendio de matorrales quemó una casa y tres cobertizos en Mead, al norte de Spokane, poco después de que pasaron las tormentas, reportó la televisora KHQ-TV.

Mientras tanto en California, El Departamento de Bosques y Protección contra Incendios del estado (CalFire) dijo el miércoles que un incendio al norte de Day estaba 100% contenido después de quemar 52 km cuadrados (20 millas cuadradas).

Tres años de sequía han contribuido a condiciones detonantes de incendios en todo el norte de California, dijo Ken Pimlott, director de CalFire.