Argentina: dólar informal alcanza valor récord

El precio del dólar en el mercado informal de cambios de Argentina alcanzó el miércoles su máximo histórico debido a la incertidumbre que provoca en inversores la falta de acuerdo del gobierno con bonistas que demandaron al país sudamericano en la justicia de Estados Unidos por la deuda impaga de 2001.

La divisa estadounidense cotizó a 13,15 pesos argentinos por unidad en el mercado negro, lo cual representa una suba del 1,52% respecto al lunes, confirmaron dos operadores cambiarios que no se identifican por temor a represalias de las autoridades.

El dólar había alcanzado su máximo histórico en enero cuando se vendió a 13,10 pesos argentinos por unidad a fines de enero cuando el gobierno devaluó la moneda.

En tanto que el precio del dólar en el mercado oficial se mantuvo sin cambios a 8,29 pesos argentinos por unidad, por lo cual la brecha con la cotización de dólar ilegal llegó a casi el 59%.

En Argentina rigen fuertes restricciones para la compra de dólares. No obstante, las autoridades avalan la existencia de un mercado informal de cambios al que acuden los inversores y ahorristas para comprar divisas, especialmente en momentos de mayor incertidumbre económica como el actual.

Argentina se niega a cumplir con una sentencia del juez neoyorquino Thomas Griesa que la obliga a pagar 1.500 millones de dólares a acreedores litigantes por su deuda morosa desde hace más de una década. El gobierno de Cristina Fernández aduce que no puede acatar la decisión del magistrado porque ello infringe un acuerdo con los tenedores de deuda que aceptaron reestructuraciones en 2005 y 2010.

A causa de este conflicto jurídico Argentina está en mora desde el 30 de julio, cuando venció el plazo para el pago de unos 540 millones de dólares a tenedores de deuda reestructurada, quienes no pudieron cobrar porque el juez Griesa impidió el pago alegando que el país debe pagar antes y al contado a los tenedores de deuda morosa.

La falta de un acuerdo debilita aún más a una economía en recesión, con una inflación estimada en 40% anual y el desempleo en alza.