Zimbabue: Mugabe jura para otros 5 años

Aviones militares sobrevolaban la escena, globos de colores flotaban en el aire y los espectadores se abalanzaban sobre la comida gratuita el jueves en la toma de posesión del presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, quien pronunció un reproche punzante contra los países occidentales por sus críticas a la cuestionada elección que prolongó el férreo control sobre el poder de este octogenario ex guerrillero.

En un discurso típicamente agresivo, Mugabe, quien prestó juramento para un nuevo mandato de cinco años a la edad de 89 años, rechazó las acusaciones de fraude electoral, se comprometió a seguir adelante con la posesión de las empresas de dueños blancos y extranjeros por parte de los negros y atacó a los homosexuales. Tomó posesión de su cargo en un estadio casi lleno con capacidad para 60.000 personas. El presidente del Tribunal Supremo, Godfrey Chidyausiku, lo engalanó con una banda presidencial verde, roja, negra y dorada, y la cadena de oro del cargo.

Decenas de autobuses llevaron a los simpatizantes del partido de Mugabe al estadio, situado en medio de las barriadas pobres del oeste de Harare, y cuatro de las principales cadenas de comida rápida entregaron porciones de pollo frito, papas fritas y bebidas gaseosas en paquetes para llevar luego de recibir pedidos para 80.000 porciones, dijeron los organizadores y ejecutivos del sector. Los simpatizantes del partido atestaron los camiones de reparto de alimentos afuera del estadio. Los policías, algunos a caballo, pusieron orden en las filas que crecieron durante los formalismos.

Con un frágil estado de salud, el mandatario juró para estar en el poder hasta las elecciones del 2018, cuando tendrá 94 años.

Mugabe, que llevó a Zimbabue a la independencia en 1980, firmó una declaración comprometiéndose a proteger los derechos de las personas y prometió garantizar la "paz duradera" en Zimbabue, que se ha visto afectado por la inestabilidad política y económica en los últimos años.

El principal partido de la oposición, el Movimiento para el Cambio Democrático, no asistió al evento, que calificó como "la fiesta de un ladrón".

El panel electoral estatal de Zimbabue dijo que Mugabe ganó de manera aplastante las elecciones presidenciales del 31 de julio con el 61% de los votos.

Mugabe dijo que África y muchos países de todo el mundo "elogiaron nuestras elecciones como libres y justas y creíbles", con la excepción de "unos pocos países occidentales deshonestos" que condenaron la forma en que la votación se llevó a cabo.

Mugabe también instó a los zimbabuenses a rechazar la homosexualidad.

"Esperamos que ustedes condenen tanto como nosotros la doctrina de que un hombre pueda casarse con un hombre y una mujer pueda casarse con una mujer", dijo. "No vayamos en contra de la naturaleza".

___

La reportera de The Associated Press Gillian Gotora en Harare contribuyó a este despacho.