España refuerza seguridad ante oleada de pateras

España anunció el miércoles el envío de casi 500 policías a los puertos del sur del país y los enclaves de Ceuta y Melilla, en el norte de África, tras la oleada de inmigrantes recibida en los últimos días.

Un total de 1.388 personas procedentes del norte de África alcanzaron las costas españolas o fueron rescatadas por Salvamento Marítimo desde el 4 de agosto, dijo el Ministerio del Interior en un comunicado. La cifra es casi la mitad de los 3.237 interceptados en todo 2013.

Los agentes tratarán de reforzar unos servicios de atención que están desbordados, especialmente en la zona del estrecho de Gibraltar, al sur de la península ibérica. La mayoría de las pateras y embarcaciones neumáticas llegó por esas aguas.

En ese sentido, el gobierno dijo que ha intensificado los contactos y la colaboración con Marruecos, punto de origen de estas embarcaciones. Salvamento Marítimo informó el rescate de 10 inmigrantes el miércoles. Se trata de la jornada más tranquila en 15 días.

El contingente policial también reforzará la seguridad de los vallados fronterizos de Ceuta y Melilla con Marruecos. Centenares de personas intentaron el miércoles franquear los seis metros de altura de la valla de Melilla. Casi todos formaban parte del grupo de 750 inmigrantes que ya lo había intentado el martes. Aproximadamente unos 30 alcanzaron suelo español.

La presión migratoria que está sufriendo España en agosto no sucedía desde 2006, cuando se interceptaron 39.180 extranjeros intentado entrar irregularmente al país por vía marítima. El mayor control de aguas y la crisis económica han hecho descender esos números más de un 90%.

En cuanto a Ceuta y Melilla, las embestidas a la valla vivieron un momento álgido a principios de año, con centenares de personas tratando de cruzar la frontera a diario. El gobierno respondió con la colación de una malla y alambres y pinches en lo alto del vallado.

Las medidas, criticadas por la oposición por su falta de humanidad, no han logrado acabar con estos episodios pero sí contenerlos.