Milicias islámicas se apoderan de pueblos en Siria

El grupo Estado Islámico se apoderó de dos pueblos clave del norte de Siria, cerca de la frontera con Turquía, luego de fuertes enfrentamientos en el área con otros grupos rebeldes, informaron activistas de la oposición local.

Los pueblos son la conquista más reciente para milicianos del Estado Islámico, que han instaurado lo que llaman un califato en amplias zonas del oriente de Siria y el norte y occidente de Irak.

Activistas informaron que los combatientes capturaron el miércoles los pueblos de Ajtarin y Turkmanbaré en la región de Alepo, tras desalojar a otros rebeldes que tratan de derrocar al presidente Bashar Assad. También se apoderaron de las poblaciones vecinas de Masoudiyeh, Dabiq y Ghouz.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que al menos 31 rebeldes y ocho combatientes del Estado Islámico murieron en los enfrentamientos. El Observatorio mantiene una red de activistas en Siria.

La captura de Ajtarin tiene importancia estratégica, ya que la población es "la puerta a la zona rural del norte de Alepo", dijo un comandante rebelde que usa el seudónimo Abu Thabet.

Aparentemente, el objetivo del Estado Islámico es alcanzar Marea, considerada baluarte del Frente Islámico, varios kilómetros al oeste, así como Azaz, junto al cruce fronterizo de Bab al-Salama.

El Frente Islámico es una alianza de grupos rebeldes que combaten al Estado Islámico.

"Lanzaron una fuerte ofensiva por Ajtarin el martes y los combates duraron toda la noche", dijo Abu Thabet, cuyo grupo moderado Espadas de Alepo está afiliado al Ejército Libre Sirio, respaldado por los países occidentales.

Dijo que el caos se apoderaba de las fuerzas rebeldes, incluido el ELS, atrapadas en la provincia de Alepo entre las fuerzas del gobierno sirio y el Estado Islámico.

Los combatientes del Estado Islámico, escindido de al-Qaida, controlan grandes territorios en el este y norte de Siria y buscan arrebatar más a otros grupos rebeldes, las milicias curdas y el ejército sirio. En el vecino Irak combaten tanto a la peshmerga curda como a las fuerzas del gobierno.