Aerolíneas piden juicio en noviembre por fusión

American Airlines y US Airways quieren que el juicio por la demanda del gobierno contra su propuesta de fusión comience en noviembre, tres meses antes de la fecha elegida por las autoridades federales.

Las compañías aéreas calculan que el juicio duraría 10 días, lo que significa que incluso si ganan, la fusión no se concretará sino a finales de este año.

La matriz de American, AMR Corp., tenía la esperanza de completar la fusión y salir de la protección por bancarrota en septiembre. Dijo el jueves en una presentación ante la corte que la demora le cuesta 500.000 dólares diarios en honorarios profesionales, tales como las facturas de los abogados por su caso de bancarrota.

Las aerolíneas pidieron al tribunal que inicie el juicio el 12 noviembre, mientras que el Departamento de Justicia no quiere que empiece antes del 10 de febrero.

Los abogados de las aerolíneas señalaron que cualquiera de las empresas puede retirarse de la fusión si los reguladores no la aprueban para el 13 de diciembre. Dijeron que retrasar el juicio después de esa fecha podría causar "una incertidumbre aún mayor" entre los empleados y clientes. La moral ya está golpeada, aseguraron.

La fusión se encaminaba hacia la aprobación final este mes hasta que el Departamento de Justicia de Estados Unidos y seis estados levantaron una barricada al presentar una demanda en una corte federal de distrito en Washington, D.C., para detener la fusión. Argumentan que va a reducir la competencia y dar lugar a tarifas más altas y tasas adicionales para los consumidores.

El caso podría no llegar a juicio. Es probable que las aerolíneas sigan tratando de negociar un acuerdo que requeriría concesiones --como mínimo, renunciar a lugares de despegue y aterrizaje en el Aeropuerto Nacional Reagan en las afueras de Washington-- pero permitiría que la fusión siga adelante. Públicamente, sin embargo, ambas partes se pronuncian como si estuvieran listas para querellarse, no para hablar.

El director general de US Airways Group Inc., Doug Parker, quien dirigiría la nueva compañía, dijo el jueves en un mensaje a los empleados: "Estamos impacientes por llegar a la corte para que podamos argumentar nuestro caso y explicar exactamente cómo esta fusión mejora la competencia en Estados Unidos y el mundo".

El Departamento de Justicia sostiene que la fusión perjudicará la competencia, al permitir que sólo cuatro aerolíneas --United, Delta, Southwest y American tras la fusión-- controlaran más del 80% del mercado de viajes aéreos en Estados Unidos.