Bogotá ofrece atención a los desamparados

Una ducha gratis, ropa limpia, corte de barba y cabello, vacunación y un plato de comida son parte de un nuevo plan de la alcaldía de Bogotá para atender a por lo menos 9.000 indigentes que viven y deambulan por las avenidas del centro de la ciudad o en callejuelas de barrios pobres.

A los habitantes de la calle "ni siquiera se les mira, se les quiere esconder... y parte de lo que tiene que hacer un Estado es cuidarlos", dijo a The Associated Press Teresa Muñoz Lopera, secretaria de Integración Social de la alcaldía de Bogotá y directora del programa de atención a los indigentes.

El plan comenzó en julio e inicialmente era cada 15 días. Ahora es semanal y aspiran a que sea diario, indicó la funcionaria.

Un camión al que se le adaptó otro que lleva una cisterna de agua se estaciona en una calle de una barriada al sur de la ciudad, por ejemplo. Dentro del camión hay al menos media docena de duchas, separadas por cortinas plásticas azules, para atender a hombres y mujeres, que entonces reciben jabón, champú y toalla.

Una vez que se bañan, reciben ropa limpia donada por los capitalinos, también una desayuno o almuerzo y si lo desean se afeitan, cortan el cabello y las uñas, explicó Muñoz. Cada jornada de asistencia comienza a las 7 de la mañana y se extiende hasta la 1 de la tarde y pueden atender hasta a 200 personas en cada turno, agregó.

Muñoz dijo que aspiran tener otro camión y ampliar su programa, que actualmente dispone de un presupuesto de 14.000 millones de pesos (unos 7,3 millones de dólares).

Según un censo de la Secretaría de Integración, Bogotá, una capital con al menos ocho millones de habitantes, tiene unos menos 9.600 indigentes. "La meta es muy grande (de atenderlos a todos) y nuestra tarea es ir a buscarlos", dijo Muñoz.

A continuación incluimos una galería de imágenes del centro móvil que el gobierno de Bogotá estableció para prestar atención a los desamparados.