MoMA proyecta "El estudiante" de Argentina

La ópera prima del cineasta argentino Santiago Mitre, "El estudiante", llegó el jueves al Museo de Arte Moderno en Nueva York en lo que supone un reconocimiento más a esta producción rodada por un grupo de amigos con un presupuesto muy modesto, pero que ha disfrutado de buena acogida desde su estreno.

"Fue una película filmada entre amigos, con lo que se tenía que ir haciendo por fases, porque todos trabajábamos en otras cosas", dijo Mitre en una entrevista con The Associated Press en Nueva York, horas antes del estreno del filme en el MoMA.

"El estudiante" sigue a Roque Espinosa (interpretado por Esteban Lamothe), un joven de provincia que llega a la Universidad de Buenos Aires por tercera vez para estudiar. Allí se enamora de Paula (Romina Paula), una profesora asistente que lo introduce en el mundo de las maquinaciones políticas en el ámbito de la universidad. Roque acaba implicándose en la campaña electoral para escoger rector y descubre el mundo real de la política, donde el fin puede justificar los medios.

La cinta se estrenó en el 2011 en el Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI), donde recibió el premio especial del jurado.

"BAFICI es un festival muy grande. Allí ocurrió que había muchos programadores que vieron la película", comentó Mitre.

De este modo, "El estudiante" recorrió varios festivales: tuvo su estreno internacional en el festival de Locarno y, entre otros, fue seleccionada para el Festival de Cine de Nueva York de 2011. De hecho, en BAFICI fue donde el MoMA la descubrió, explicó a la AP Joshua Siegel, comisario del museo y responsable de la proyección.

"Vi la película en BAFICI y desde entonces decidí que tenía que exhibirla", dijo Siegel, quien definió a Mitre como una "promesa extraordinaria".

"Hay películas fantásticas que no son escogidas por las distribuidoras; en el MoMA nos sentimos con la misión de llamar la atención de cintas que creemos que son maravillosas, como es el caso de ésta", añadió.

El comisario destacó que "como en la cintas de los 60 y los 70, sexo y política interactúan revelando cómo podemos llegar a ser de bellacos y manipulativos y hasta a veces cínicos en ambos ámbitos".

"La película toca una temática muy relevante en el momento de clima político que vivimos, como es la primavera árabe o el movimiento de Wall Street", dijo.

"El estudiante" acumula así una destacada acogida que sorprende a sus realizadores, pues con un presupuesto de apenas 30.000 dólares puestos por Mitre y su socia, Agustina Llambi Campbell, las expectativas eran muy modestas.

"Con ese dinero compramos una cámara y también nos prestaron equipos", recordó el director de 32 años, que rodó la cinta en 7 meses. "Así que las expectativas era ninguna. Era que se pudiese filmar".

Mitre definió su película como un "thriller político" que trata sobre "la juventud y sobre cómo alguien encuentra su vocación" a la vez que quiere mostrar "los mecanismos políticos en una miniestructura como puede ser la universidad".

El realizador está satisfecho que la cinta se presente en el MoMA, que llamó "una buena vidriera".

"El cine independiente se está convirtiendo cada vez en un espectáculo de museo, se está abriendo cada vez más la brecha con las películas comerciales con gran convocatoria con las películas de corte más autoral", dijo. "Tener una distribución de museos y centros culturales y universidades está muy bien y me parece que es el destino donde van a terminar todas las películas".

"El estudiante" se exhibirá en el MoMA hasta el 28 de agosto.

___

En Internet:

http://www.moma.org/