Panamá: llegan primeras compuertas para el canal

Las primeras compuertas gigantes para la ampliación del Canal de Panamá se instalarán en noviembre y se prevé que la vía interoceánica ampliada esté lista para abril de 2015, informó el jueves el director general del proyecto de diseño y construcción de las nuevas esclusas del Grupo Unidos por el Canal, Bernardo González.

Las dos primeras esclusas, de las 16 que se utilizarán en los dos nuevos complejos, se instalarán el 15 de noviembre en el lado Atlántico de la vía marítima.

El diseño y construcción de las nuevas esclusas es el componente más importante del proyecto de ampliación de la vía, que se construye a un valor de 5.250 millones de dólares y que busca duplicar la capacidad operativa de la instalación, inaugurada hace 99 años, explicó González.

El martes arribaron las cuatro primeras compuertas de acero procedentes de Italia a un muelle en Gatún, en el lado Atlántico del Canal, y una de ellas fue desembarcada el jueves. A este lugar llegarán todas las compuertas y desde aquí se transportarán las que operarán en el Pacífico.

González dijo a The Associated Press que para julio del 2014 ya deben estar instaladas las ocho compuertas que funcionarán en el Atlántico y para septiembre de ese mismo año las otras ocho en el lado del Pacífico.

Cada complejo de esclusas consta de tres cámaras con cuatro nichos cada una y en cada uno de ellos se instalarán dos compuertas.

Dijo que después vendrá la etapa de inundaciones, programada para octubre del 2014, y posteriormente las pruebas respectivas. "En abril 2015 estamos operando este canal (ampliado)", dijo contundentemente González.

Según el cronograma inicial, el canal ampliado debía estar listo precisamente para octubre del 2014, pero los trabajos en las esclusas sufrieron contratiempos al retrasarse la aprobación de la calidad del concreto a utilizarse en el proyecto.

González apuntó que las obras generales están avanzadas en 70%. "En seis meses ya no habrá obra civil", afirmó, agregando que para entonces lo que estará pendiente son obras electromecánicas y relacionadas con las compuertas, válvulas, sistemas electrónicos, sistemas de control y sistemas de aproximación de barcos, entre otros.

Las nuevas esclusas consisten en un sistema de compuertas movibles con piscinas laterales que permitirán la reutilización de un porcentaje del agua que usan los barcos para cruzar por la vía.