Colombia pide a China conmutar pena a siete reos

Colombia le solicitó una vez más el miércoles al gobierno de China reconsiderar la situación de siete colombianos condenados en el país asiático a pena de muerte por tráfico de drogas, informó la canciller María Ángela Holguín.

La funcionaria exhortó a los colombianos a "que se den cuenta del horror que están haciendo con sus vidas y la de su familia, yéndose con droga a cualquier país, pero especialmente a un país al que se sabe que hay pena de muerte", según declaraciones difundidas por el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

El principal argumento del gobierno nacional en su petición a China es que en Colombia la pena de muerte fue abolida definitivamente hace más de un siglo.

"Le hemos reiterado al gobierno chino la solicitud de que se piense, se vuelvan a estudiar los casos. En Colombia no existe ninguna condena de pena de muerte", sostuvo Holguín. "Por lo tanto, hemos solicitado (su liberación), pero... es la ley de China y en el momento que llegan allá con droga quedan acogidos por la ley china".

Por su parte, Álvaro Calderón, director de Asuntos Consulares de la Cancillería, indicó que, si bien en todos los casos se ha pedido que se reconsidere la condena, se espera que el próximo 26 de agosto, en una audiencia en la provincia de Guangzhou, se dé confirmación de carácter oficial sobre el perdón de la pena de muerte impuesta a uno de los colombianos, aunque advirtió que esta última información es de "carácter informal".

Calderón dijo que por el momento no se tiene ninguna confirmación oficial del gobierno de China de que se le haya perdonado la pena capital a ninguno de los siete.

El funcionario insistió en que la Cancillería ha solicitado el cambio de las condenas de pena de muerte a otro tipo, ya que ésta no está contemplada en la ley colombiana ni en los convenios internacionales de los que Colombia forma parte.