Ruptura de tubería inunda partes de la UCLA

Una tubería de agua rota cerca de las instalaciones de la Universidad de California en Los Ángeles arrojó un géiser de agua de unos nueve metros (30 pies) de altura, lo que obligó a rescatar a personas atrapadas en estacionamientos subterráneos y cubrió algunas partes del campus, incluido su afamado estadio de básquetbol.

El tubo de 75 centímetros (30 pulgadas) de diámetro, de 93 años de antigüedad, se rompió debajo del cercano Sunset Boulevard, lo que convirtió la avenida en un río caudaloso y arrojó millones de litros de agua a través de las instalaciones deportivas de la escuela, incluido el famoso piso del Pauley Pavilion, el vecino Wooden Center y el Centro de Tenis de Los Ángeles, así como un par de estructuras de estacionamiento que sufrieron la mayor parte de los daños.

El estadio --donde Karim Abdul-Jabbar, Bill Walton, Reggie Miller y Kevin Love brillaron y John Wooden entrenó durante 10 años-- recientemente fue sometido a una remodelación de 132 millones de dólares completada en octubre de 2012.

Los bomberos, algunos en lanchas inflables, rescataron al menos a cinco personas que quedaron varadas en los estacionamientos subterráneos.

Las personas vieron el agua y se apresuraron a bajar por las escaleras para rescatar sus vehículos, pero las autoridades las obligaron a regresar a medida que el agua ascendía hasta la altura de las ruedas de los automóviles, muchos de los cuales quedaron varados, dijo Brian Humphrey, portavoz de los bomberos municipales.

Éstos revisaron los automóviles en las estructuras para asegurarse de que no habían omitido a alguien en el interior, señaló Humphrey. No se han reportado lesiones.

El tubo de agua se rompió alrededor de las 3:30 p.m. y se esperaba que fluyera durante unas cuatro horas antes de que pudiera ser controlado sin peligro, dijo Michele Vargas, portavoz del Departamento de Agua y Electricidad.

La escena era de caos: había estudiantes que jugaban en el agua, helicópteros que sobrevolaban encima y abundantes policías y bomberos en el lugar, dijo Paul Phootrakul, de la Asociación de Alumnos de la UCLA (siglas en inglés de la universidad).

Phootrakul, que vestía de traje para un evento nocturno, se quitó sus zapatos y los calcetines, al tiempo que se subió un poco los pantalones en un intento por llegar a su automóvil. Pero los bomberos lo detuvieron, diciéndole que la estructura del estacionamiento estaba inestable debido al peso del agua.