Byron Scott busca pronto repunte de los Lakers

Con el respaldo de sus contemporáneos de la era del "Showtime", Byron Scott fue presentado el martes como nuevo entrenador de los Lakers de Los Ángeles.

Magic Johnson, Kareem Abdul-Jabbar y Jamaal Wilkes asistieron a la presentación de Scott como el entrenador número 25 en la historia de la franquicia de la NBA.

En un audaz pronóstico, Scott indicó que los Lakers no demorarán en ser candidatos al título de NBA, luego que el equipo completó su peor temporada desde que están en Los Ángeles.

"Este equipo aspira siempre a campeonatos, no hay otro norte", dijo Scott en una rueda de prensa. "No nos conformamos con una final de la Conferencia del Oeste, ser campeones de la conferencia. Queremos ser campeonas (de la NBA). Y somos conscientes que tenemos mucho trabajo por delante, pero estoy entusiasmado".

Los ex colegas de Scott con los Lakers se adhirieron a la consigna de Scott. De hecho, Scott no había dicho una sola palabra antes que Magic tomó el micrófono para elogiar a su ex compañero de equipo.

"Todos deseamos ponernos el uniforme para ayudarte, pero te vamos a respaldar", dijo Johnson. "Congratulaciones a los Lakers. Han nombrado a la persona correcta".

Los Lakers estuvieron tres meses sin un entrenador antes de finalmente contratar a Scott, un escolta en tres de los equipos que se consagraron campeones durante la década de los 80.

Previamente, Scott dirigió a Nueva Jersey, Nueva Orleáns y Cleveland. Pero los Lakers siempre han sido el trabajo ideal para el oriundo de Inglewood, que en su niñez se colaba en el Forum para ver jugar a Jerry West.

La ilustre historia de los Lakers, con 16 campeonatos, es como una navaja de doble filo: aval para Scott y a la vez una sombra.

El equipo viene de una campaña para el olvido y su referente es un Kobe Bryant, el jugador más caro de la liga, uno que está por cumplir 36 años y que viene de someterse a varias intervenciones quirúrgicas de magnitud.

Aspirar al título parece una quimera, sobre todo en la reñida Conferencia del Oeste.

Pero Magic, Kareem y Scott no se arredran.

"No lo veo como un proceso muy largo", dijo Scott. "Estamos en Los Ángeles. Este es uno de las mejores organizaciones que hay. Aún hay mucha gente que se muere por jugar por este equipo y aquí hay (ex Lakers) sentados en primera fila que piensan eso".

Scott y Bryant se conocen bien desde que fueron compañeros en la temporada de novato de Bryant., Scott reconoció que Bryant "debe ser algo más de paciente", una virtud que no caracteriza a Kobe.

Scott intimó la posibilidad que Bryant tenga que jugar como armador en ciertas ocasiones para los Lakers, al advertir que recurrirá a diversos esquemas tácticos.

"Lo primero es recuperar nuestra identidad", dijo Scott. "Ganar es contagioso. Perder es contagioso. Hay que cambiar la actitud. Cuando estás perdiendo, no puedes estar pasándola bien en el vestuario. Te tiene que doler".