Puertorriqueños acusados de fraude a Seguro Social

Las autoridades federales arrestaron el miércoles a por lo menos 68 personas y buscaban a siete más presuntamente relacionadas con un fraude millonario al Seguro Social en el territorio estadounidense de Puerto Rico, el cual, dijeron, tiene los índices más altos de fraude en materia de beneficios federales por incapacidad.

Entre los acusados se encuentran tres médicos y 71 beneficiarios del Seguro Social señalados de recibir más de 2 millones de dólares en pagos por incapacidad. Pero el principal acusado es un ex trabajador del Seguro Social quien presuntamente tomó 2,5 millones de dólares presentando solicitudes improcedentes de pago de incapacidades a médicos que las autorizaban a sabiendas de que eran falsas.

"Nunca ha habido un caso como éste en la historia de la Administración del Seguro Social", dijo la fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez. "Si esta actividad fraudulenta no hubiera sido detenida, el gobierno hubiera perdido más de 35 millones de dólares", agregó.

El ex trabajador del Seguro Social afirmó que ayudó a clientes que buscaban prestaciones y los dirigió a médicos que obtenían hasta 500 dólares por cada reclamo falso, dijo Ed Ryan, agente especial a cargo de la oficina de investigaciones de la Administración del Seguro Social de la oficina del Inspector General.

Rodríguez dijo que agentes tomaron videos de gente que pensaban que presentaron reclamos falsos de prestaciones por incapacidad. Comentó que una persona que dijo tener problemas de espalda era un propietario de un gimnasio quien colocó en Facebook una fotografía de él cargando sobre su cabeza a una muchacha.

Agentes federales iniciaron una investigación en 2009, y gradualmente "se hizo evidente que la conspiración fue mucho más grande y de mayor alcance de lo que pensábamos", señaló Ryan.

La magnitud del fraude llevó a la agencia a mudar de Puerto Rico a Baltimore la oficina del Seguro Social a cargo de revisar los reclamos de pago por incapacidad, dijo Carlos Cases, agente especial del FBI a cargo en Puerto Rico.

Cases indicó que de los 10 principales códigos postales de Estados Unidos vinculados con gente que está recibiendo prestaciones por incapacidad, nueve están en Puerto Rico. "No todos los lo están recibiendo fraudulentamente, pero es inquietante", dijo. "Algo está mal".

El legislador republicano de Texas Sam Johnson, presidente del Subcomité de Medios y Arbitrios del Seguro Social, dijo que discutirá el caso puertorriqueño durante una audiencia en septiembre.

"Claramente éste no es un caso de sólo algunas manzanas podridas", dijo en un comunicado. "Para empezar, que un fraude como ese pueda ocurrir suscita cuestionamientos graves y preocupantes respecto al manejo del Seguro Social del programa de incapacidades", añadió.

Ryan dijo que su agencia estableció una unidad en San Juan para ayudar a investigar posible fraude al Seguro Social. Indicó que otras 24 ciudades en la parte continental de Estados Unidos tienen unidades similares.

"Es básicamente detener el sangrado antes de que comience", comentó.

Rodríguez dijo que se esperan más arrestos en las próximas semanas.